Una brecha por cerrar: todos a seguir a Atlético Nacional

04/4/2017

El fútbol es uno de los negocios más rentables del mundo. El deporte rey no se cansa de reportar transferencias estratosféricas, salarios exorbitantes y compra/venta de derechos televisivos que no dejan indiferente a nadie.

Sin embargo no todo es color de rosa. La gestión deportiva y financiera de muchos equipos reflejan una gran improvisación. Los dirigentes por muchos años han tenido en el cambio de técnico’ la solución más efectiva para quedar bien con la hinchada y ganar unos años más tras los escritorios de sus respectivos clubes.

Pasa en todo el mundo y el FPC es prueba de ello. Equipos como Millonarios, DIM, Deportivo Cali, Atlético Bucaramanga y muchos otros, han entregado su institucionalidad a DTs, a quienes se les pide salvarlo todo en un semestre, siendo salir campeón la única solución . Casos como el de Leonel Álvarez (excampeón con el DIM) o Flavio Torres (llevó al B/manga a un semifinal después de 12 años), no discrepan mucho con lo sucedido con Carlo Ancelotti hace un par de temporadas en el Bernabéu, estrategas con excelentes campañas,  que son devorados por  la poca paciencia que existe en el mundo del fútbol con los procesos.

Si bien esta ha sido una constante a lo largo de la historia del fútbol, algo ha empezado a cambiar en el FPC. El caso de Atlético Nacional pareciera ser de otro país. El verde de la montaña ha demostrado a lo largo de los últimos años, tener un proyecto deportivo de primera, siendo dominador absoluto del rentado nacional, finalista de la Copa Sudamericana (2014 y 2016), campeón de la Copa Libertadores (2016),  tercero en el mundial de clubes (2016) y con una gestión impecable de su cantera y plantilla (jugadores en selección Colombia y ventas al exterior).

Todo esto no ha sido cuestión de azar. La escogencia de un técnico capacitado y el trabajo entrelazado entre dirigencia, cuerpo técnico e hinchada,  han llevado a capitalizar toda esa planificación en resultados concretos que hoy sitúan al equipo verdolaga como el mejor equipo de la historia del FPC, y no solo eso, sino han llevado nuevamente a Colombia a tener un equipo como Rey de América.

Hoy rivales históricos como Millonarios y América, ven como Nacional alcanza logros deportivos a todo nivel y que además de eso, comienzan a desarrollar un equipo de talla internacional que cuenta con su propia sede de alto rendimiento y que comienza a diseñar su estrategia para tener un estadio propio. Nacional se ha distanciado mucho de sus rivales históricos desde lo deportivo y dirigencial, ¿habrá alguna estrategia de sus competidores para cerrar la brecha futbolística e institucional?