Un mundial imperdible en el Nuevo Mundo

11/21/2013

Huele a fútbol, la gente está ansiosa y los más impacientes añoran conocer los cuartetos de las Fases de Grupo, incluso hay quienes ya están haciendo sus apuestas. Y es que esta sensación no sólo la vivimos nosotros, los amantes de este bello deporte, si no todas las personas cuyos países han clasificado o a quienes simplemente el fútbol los atrae por la diversidad de coyunturas que puede brindar.

El fútbol es un carrusel de emociones, y el mundial de Brasil 2014 estará lleno de ellas, garantizado. Lo que vimos hace días en los partidos para la clasificación fue una muestra de ello. Garra, disciplina y, sobre todo, corazón fue lo que desplegaron todos los equipos en la cancha. Resultados inimaginables y goles magistrales fueron los que brillaron, y eso que fueron partidos de repesca, confirmando una vez más que no todos los encuentros son iguales ya que las circunstancias bajo las cuales se juega pueden definir el marcador final.

Sería un pecado no mencionar a Cristiano Ronaldo, con 3 goles dignos de alabar que dejaron a la defensa sueca como novatos. El astro portugués demostró por qué es considerado por muchos el mejor futbolista de la actualidad; haciendo un despliegue de jugadas y entregando el alma en los noventa minutos. Sin duda alguna, era inadmisible no tener a este fenómeno en la próxima cita mundialista; aunque tristemente no podré decir lo mismo de su colega, Zlatan Ibrahimovic, excelente jugador cuyas dos anotaciones no le fueron suficientes para que su querida Suecia se sumara a la lista de “los 32”.

Francia le calló la boca a más de uno, incluyéndome, quienes apostamos a que sería el gran ausente del mundial y no sólo eso, sino que lucieron irreconocibles por el extraordinario juego que mostraron, con un estilo diferente al de los tropiezos que tuvieron anteriormente en la clasificación. Tres goles le dieron el pase directo al país de la Torre Eiffel, y se cumplió con el sueño de muchos de ver a Franck Ribéry en canchas brasileñas. Finalmente con este partido, se completaba la participación de los catalogados como los tres mejores jugadores del mundo para el mundial.

Camerún, Nigeria y Costa de Marfil confirmaron sus plazas, entre otros. Un mundial sin la energía de los jugadores africanos sería como una flor sin pétalos. No ver sus coloridas hinchadas y sus particulares cánticos en las gradas hubiese sido nefasto. Por Suramérica, Argentina y Brasil suenan como favoritos, aunque Chile ha dejado en claro que tienen un fútbol de buen nivel. Y Colombia no se queda atrás, de hecho, la catalogaría como equipo revelación, liderados por Falcao y bajo la dirección de Pekerman podrían quedar fácilmente entre los primeros lugares, para ellos toda la suerte.

Ya México y Uruguay pisaron las plazas restantes. Ambos ganaron con amplio marcador los partidos de ida y vuelta, veremos a Suárez, Cavani y el Chicharito representando también los colores de nuestra América.

Es muy cierto que en el próximo mundial faltarán muchas estrellas, varios equipos que estuvieron cerca de conseguir su boleto lo perdieron en cuestión de minutos o quizás sus estrategias no fueron las mejores. Para todos ellos un enorme respeto y suerte para las próximas clasificaciones a Rusia 2018, y para las selecciones que tendrán el honor de participar en el evento más grande del deporte, que reúne a millones de fanáticos frente al televisor, les extiendo una gran felicitación y les agradezco el habernos brindado una fase clasificatoria llena de alegrías y tristezas.

El olor a fútbol está en el ambiente; este mundial contará con jugadores que serán leyenda, con un Brasil que sueña con “su sexta” y con equipos europeos que añoran romper el maleficio y ganar, por primera vez, la copa del mundo en tierras americanas. Hoy más que nunca aplaudo al fútbol y a su excepcional forma de unir almas alrededor de los cinco continentes.

¡Que viva el fútbol!

Patricia López

@Pattyloph