Sin voz en la carnetización

11/28/2017

Los hinchas no han sido tenidos en cuenta en el proceso de la carnetización, la Dimayor no los escucha, toma decisiones sin entender el contexto social del país y los grandes medios salen a insultarlos por pedir que se esclarezcan las cosas en un proceso nuboso.

La Ley 1270 recomienda que a las reuniones de la Comisión Nacional de Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol asista “un delegado de las barras organizadas existentes en el país, conforme al procedimiento de elección que se establezca en el reglamento”. A las reuniones donde se aprobó la carnetización no hubo ningún delegado de las hinchadas y tampoco se socializó el proceso con ellos.

Las barras han mostrado su voluntad de erradicar la violencia del fútbol. Los enfrentamientos se han reducido drásticamente: de 10.800 que se presentaron en 2011 sólo se han presentado 3.067 en 2017. A pesar de ser llamados delincuentes y “levantar emporios de crimen organizado” (El Tiempo, editorial del 13 de noviembre) tienen conceptos claros y dudas justificadas sobre el proceso que la Dimayor lleva adelante.

En Bogotá, el proceso ha sido lento: a la fecha se han carnetizado cerca de 7.000 hinchas. “Este proceso tiene muchas inconsistencias. En el Plan Decenal de barras se invirtieron cerca de 50.000 millones de pesos y uno como hincha no los ve por ningún lado”, señaló Alejandro Gómez integrante de Banda Centro, barra organizada de Santa Fe. La Guardia Albi Roja se comunicó con este medio y afirmó que no fue tenida en cuenta en el proceso.

Por el lado de Millonarios, Los Comandos Azules sacaron un comunicado en septiembre donde exponía las dudas que tenía sobre el proceso. “El tema de la carnetización de los miembros de la hinchada millonaria no es clara”, señaló la barra.

En Medellín, tanto las hinchadas organizadas de Nacional como del Deportivo Independiente Medellín mostraron su rechazo a la medida. “Son procedimientos -la carnetización- que nacen de una concepción errada de la problemática. Es una medida que no compartimos, con eso no va a ocurrir nada”, le dijo Felipe Muñoz, líder de Los Del Sur (L.D.S.), al programa Punto de Giro de TeleMedellin.

José David Castrillón es líder de la barra Rexixtenxia Norte del Medellín, el único club que tiene adelantado el proceso por su cuenta. Ellos tienen precios populares en los abonos y con ello lograron obtener los datos de más de 40.000 hinchas, así que los carnetizados de los que saca pecho la Dimayor (en pasados días Perdomo dijo que iban 120.000 carnetizados) no han sido por su proceso, sino por iniciativa del club. “Para la identificación de una persona no basta más que la cédula. No le vemos ningún sentido -a la carnetización-”, dijo el joven barrista a la televisión de su ciudad.

La barra organizada del América de Cali en Bogotá, el Disturbio Rojo Bogotá, emitió un comunicado mostrando su preocupación sobre el proceso que se realiza en la capital del país. La Dimayor había afirmado que se podían enrolar en los puntos dispuestos en cualquiera de la ciudades, pero cuando se acercaron a los puntos de atención el sistema sólo los dejaba registrar como hinchas de equipos bogotanos.

La filial del Frente Radical Verdiblanco (FRV) en Bogotá, también manifestó esas inquietudes. “Nosotros como Legión Bogotá no pudimos realizar el proceso, la idea es tener actualizada la base de datos interna, para que de esa manera y a través de la barra en Cali, podamos enrolarnos antes de la siguiente liga, pero sin tener certeza de que así podamos llevarlo a cabo”, afirmó un vocero.

Los grandes medios y la Dimayor desconocen la realidad de las hinchadas organizadas y creen que todos sus integrantes son delincuentes. Desvían la atención para no realizar un debate abierto y se olvidan que los que montan emporios para llenarse los bolsillos son los dirigentes y los empresarios que han hecho del espectáculo sudamericano un nicho de corrupción.


-La carnetización es un fracaso Dimayor.