Ronaldinho Gaúcho, la magia hecha futbolista

07/27/2015

Debo confesar que cuando en el staff de @PaseAlVacio decidimos escribir sobre lo mejor que hemos visto en los terrenos de juego, nunca tuve duda en escoger a Ronaldinho Gaúcho y su etapa en el Barcelona, pues de lejos ha sido la figura que más me ha impresionado en todo el tiempo que llevo viendo Fútbol.

De la mano de Joan Laporta y Sandro Rosell, el gaucho fichó por el F.C. Barcelona en el verano del 2003, en una época marcada por la depresión y sequía futbolística. La junta directiva del Barça, como si de un fénix se tratase, decide resurgir de sus cenizas y armar un equipo en función de Ronaldinho. Por ello decide acompañarlo de futbolistas de primer nivel como el camerunés Samuel Eto’o, el francés Ludovic Giuly y el portugués Deco, todo bajo la dirección de un técnico de la escuela holandesa, que contaba con la bendición de Johan Cryuff: Frank Rijkaard.

El Barcelona era y fue otro después de Ronaldinho. Luego de su llegada, el equipo volvía a conquistar títulos importantes en el campeonato doméstico, como aquellas Ligas de 2004 y 2005 y algunas Súper Copas, que permitieron cortar la sequía del lustro más amargo de la historia ‘culé’. Ronaldinho cumplió con conquistar todos los campos de España, incluyendo a un Bernabéu que de manera inédita, se ponía de rodillas ante un genio al cual aplaudían sin importar que se tratase de la estrella del rival de toda la vida.

Ronaldinho parecía insaciable y por ello una vez conquistada España, Europa era el objetivo para coronar a un Rey que aún carecía de corona. Gracias a ‘Ronnie’, el Barcelona llegó a París; el brasileño siempre apareció en las eliminatorias más complicadas, contra el Chelsea de Mourinho y, especialmente, en las semifinales de San Siro, en donde de manera increíble regaló una asistencia de otro planeta que Giuly aprovechó para dar la victoria sobre aquel increíble Milan de los Shevchenko, Kaká, Cafú, Gattuso, Nesta y compañía..

A pesar de que el final de Ronnie en el Barça no fue el mejor y que tal vez su despedida no fuera lo que se merecía un genio de estas magnitudes, los barcelonistas nunca olvidaremos el paso de Ronaldinho Gaúcho por el Camp Nou, pues como diría Piqué : “Ronalinho, contigo empezó todo”.