¿Qué es sudar la camiseta?

04/19/2013

Seguramente esta expresión es muy familiar, para quienes vivimos día a día todo lo relacionado con este lenguaje universal que es el fútbol. A diario la escuchamos, la decimos y se ha vuelto muy común por parte del hincha, manifestar la inconformidad del desempeño de algunos jugadores en la cancha diciendo: “Es que  le falta sudar la camiseta”.

Sudar la camiseta podríamos definirla entonces como esa expresión corporal del jugador, a través de la cual demuestra espontáneamente  las emociones o sentimientos, que le produce vestir o defender, el uniforme o los colores del equipo en que milita actualmente.

El jugador que suda la camiseta es aquel que “no se cansa“, corre la cancha a lo largo y a lo ancho, está presente en las jugadas más vistosas y recordadas del partido, es aquel que aunque se equivoque, evita hacerlo y trabaja para superar sus errores. Es el jugador que sólo piensa en salir victorioso, y lo demuestra con su actitud en el terreno de juego. Cree que su obligación y compromiso con el club, compañeros y seguidores, es ganar, y ganar bien. Es aquel que finalmente se convierte en líder e ídolo de la afición.

Y es que nada produce tanta impotencia a los hinchas, como ver a un jugador de su equipo amado no hacer el esfuerzo suficiente para sacar un partido adelante, sino que se dedica a caminar el campo, y en todas las jugadas que disputa lo hace de una forma displicente; pero ¿por qué podría suceder esto?, ¿Será que en ello tiene que ver el signo $$$ (pesos, dólar, euro etc.)?, ¿será por aquello del negocio, e intereses que se mueven por la contratación de un futbolista? Es muy difícil llegar a una respuesta acertada, pero lo cierto es que aquellos jugadores ‘pecho frio’ (como se dice en Argentina), que no dejen todo en la cancha van a ser rechazados, y frecuentemente recibirán la silbatina del público presente en cada partido. No se sí es cuestión de cultura, no se sí solo se vive en Colombia, Latinoamérica o el mundo entero, pero esa es la reacción que producen aquellos jugadores que llegan a hacer acto de presencia en los encuentros futbolísticos en muchos estadios del mundo.

Lo que si es cierto es que el hincha se siente en todo el derecho a reclamar. Primero porque le duele el equipo al cual apoya en cada partido, y luego porque él paga por ir a ver cómo los 11 jugadores que están en la cancha defienden los colores que llevan puestos. El fervor es tan grande que muchas veces juega un papel determinante en los partidos, por eso es triste y es un real castigo cuando por diferentes motivos extra futbolísticos, cierran las puertas del estadio y el equipo tiene que enfrentar a su rival sin su jugador ‘Número 12’.

Creo que cada vez son menos los jugadores que, por naturaleza, se comportan como unos verdaderos defensores de sus equipos, y con la llegada de la globalización e inclusión del mundo de los negocios al fútbol se ha ido perdiendo ese compromiso de luchar a ‘capa y espada’ por un equipo profesional, o el seleccionado Nacional.

Si nos referimos a un campeonato actual, todo esto se ha visto reflejado en la irregularidad del Fútbol Profesional Colombiano, a causa de que no existe un equipo sólido y constante en las finales. Hoy cualquiera de los 18 clubes puede llegar a disputar una final. Por eso es que muchos dirigentes y técnicos acuden a llamar a los ídolos que alguna vez los llevaron a la gloria para así poder marcar alguna diferencia.

Pero esto no va muy lejos de Colombia, algo muy similar sucede en México, según lo expresado por Luis Hernández (ex-Selección Mexicana), quien manifestó: “Los torneos cortos son los causantes de esta falta de compromiso nacional, porque lo principal para un jugador de fútbol es la regularidad. Si cada seis meses se cambia de equipo, entrenadores y demás, no se permite que los jugadores se identifiquen y sientan los colores. Había estabilidad, veteranía y muchas razas. La idea de un torneo largo beneficiaría al Tricolor porque le da la oportunidad de planificarse y organizarse. Le da más valor”.

Con esto, ‘el matador’ Hernández tiene mucha razón en lo que dice. Hoy en día la continuidad y el desempeño que pueda cumplir un jugador en su club, a largo plazo, es muy importante para que pueda ser tenido en cuenta. Y si el torneo es corto o largo, no creo que sea tan relevante. Lo que sí importa es la disposición con la que se entrene ese jugador y con la actitud que salga a la cancha: a sudar la camiseta.

Monica Hincapie

@monikhin