¡Por amor al fútbol, no te vayas!

06/27/2016

No soy argentina, soy MUY COLOMBIANA, pero tengo que aceptar que quería que Argentina ganara la final de la Copa América Centenario. Sentí el dolor reflejado en un jugador grandísimo, millonario, exitoso en su club y a nivel personal, pero que no ha logrado alzarse un título con su país, me llegó al corazón y me quedaron grabadas las imágenes de Messi en el piso arrodillado solo, y luego la de él llorando como un niño que perdió su sueño.

Cualquiera que ame este deporte sintió las lágrimas de Lio, y más porque es impresionante que muchos argentinos tenían la coraza de llamarle “pecho frío”, que no sentía la camiseta y que no se la merecía. Pues yo les quiero decir algo a esas personas: Argentina no hubiese llegado a ninguna de las 3 últimas finales a las que llegó sin Messi. Pueden haberlas perdido todas, pero ni siquiera hubieran soñado con el premio, si la “Pulga” no estuviese en su equipo, conformado por jugadores buenos por separado, pero que no han logrado encontrar a un técnico que los logre hacer encajar en las finales.

Muchos se preguntan casi reclamando, ¿por qué Messi no es el mismo con la Argentina que con el Barcelona? Les puedo responder con dos nombres: Andrés Iniesta y Sergio Busquets; en la albiceleste no tiene el respaldo que tiene en los dos españoles en el equipo catalán. Es cierto que en esta Copa América se vio a los jugadores de la selección, un poco más compenetrados con Messi, ayudando a que su juego se potenciara y se lograra sacarle el jugo a tener al mejor del mundo. Pero no les alcanzó, pues en la final se cambió la formación, Martino no tuvo las agallas de mantener la alineación que les venía resultando exitosa, se tuvo que poner ingenioso en la final. Se encontraron de frente con un Chile que fue de menos a más, un Chile que se creyó campeón y que retomó fuerzas de revalidar título.

Messi es un excelente jugador, quien ha aguantado muchísimo de sus mismos compatriotas, nació en un país que es exigente a nivel futbolístico, que lleva grabado y se quedó en el pasado, en esas dos selecciones que ganaron los mundiales y a todos los nuevos los comparan con aquellos. A muchos se les olvida que Maradona no metió los goles de la final de 1986, fueron José Luis Brown, Jorge Valdano y Jorge Burruchaga, el error de Messi, que ni Higuaín, ni Palacio la metieran. Por Lio llegaron a la final, logró ejercer como un excelente líder, hasta hizo 5 goles en la Copa, pero no pudo hacerlo en la final y como ser humano que es, erró el penalti en la tanda, cosa que pienso es de suerte y no de que sea bueno o malo.

Espero que la decisión de dejar la selección sea transitoria, momentánea, cosa de la calentura de haber perdido, de saber que seguramente el peso de la derrota caería sobre él, por ser el mejor y el capitán, todos nos perderíamos sin él en la albiceleste. Perdería el fútbol Messi, no solo los argentinos, por lo menos espera a Rusia 2018 y despídete luchando ese último mundial. Pero si esta despedida es definitiva, ¡Infinitas gracias Leo!