Polémica polarizada

03/27/2017

Cuando se habla de hinchas de fútbol en la actualidad, parece que el mundo se ha polarizado en dos equipos: Barcelona o Real Madrid. Evidentemente son los clubes más populares del mundo al contar con plantillas soñadas y una venta de mercancía impresionante. Una rivalidad que cada día crece más y es evidente cada fin de semana cuando juegan sus partidos respectivos. Entre los muchos factores de los que se habla cada fin de semana, hay un común denominador: los árbitros.

Para nadie es un secreto que algunas decisiones arbitrales han perjudicado y han favorecido a cualquiera de los dos. Desde algunas expulsiones que han ayudado al conjunto azulgrana como la cantidad de penales que le pitan a favor al Real Madrid. Todo es motivo de polémica, los ‘prestigiosos’ diarios españoles los señalan y los exhiben cada fin de semana como si existiera un complot a favor del rival para ser favorecido por los árbitros en cada partido.

Pero ¿los periodistas de estos diarios y los hinchas ven todos los partidos de La Liga para poder sacar estas conclusiones? ¿los árbitros ‘sólo’ favorecen a Barcelona y al Real Madrid? Si uno se pone a pensar, en los partidos del Sevilla también los árbitros se equivocan, en los partidos del Atlético de Madrid hay errores también, ni hablar de los partidos del Osasuna o el Granada. En España hay un problema enorme en el arbitraje, son muy propensos a equivocarse y muy poco confiables.

Pero si el problema se reduce solo revisar los errores en donde estén involucrados el Real Madrid o el Barcelona, el problema se vuelve más grave porque sólo se mira una pequeña parte de un conflicto grandísimo. Ojalá algún día se arme una polémica por un penal no pitado al Sporting Gijón contra el Leganés, esos equipos también resultan afectados por las decisiones arbitrales y a excepción de sus hinchas y directivos, nadie los defiende, nadie mira sus partidos y por lo tanto, no hay controversia.

La solución para esto debe empezar por la crítica general, porque cada error sea visto de igual manera, porque si se sigue dando la absoluta atención en este tema a sólo dos equipos, es por seguro que La Liga no tomará decisiones radicales para resolver el problema. Deben existir sanciones ejemplares para los errores grosos, porque como cualquier ser humano, los árbitros también se pueden equivocar, pero si se equivocan constantemente es motivo de sanción. Pero para empezar a construir una solución general para los árbitros, La Liga debe dejar de ser tan polarizada.


Sergio Ustaris [@SergioUstaris]