No se olviden de Teito

05/23/2017

Teófilo Gutiérrez solamente es portada de los medios cuando comete algún acto de indisciplina o hace una declaración controversial, pero cuando juega al fútbol de manera sobresaliente pasa desapercibido.

El delantero de La Chinita, un barrio popular de Barranquilla, está pasando por uno de sus mejores momentos en Argentina. El fin de semana de clásicos movió los hilos de Rosario Central y fue la figura de la victoria 1 a 3 en el derbi de la ciudad ante Newell’s Old Boys. Su juego se complementa a la perfección con el de Marco Rubén y los hinchas del ‘canalla’ piden a gritos que no se vayan porque se han convertido en la dupla más temible del fútbol argentino.

El pasado domingo en el Gigante de Arroyito el dorsal 29 volvió a sacar lo mejor de su repertorio y fue la figura de la goleada (4 a 1) ante Racing. Algún día fue sólo un goleador temible dentro del área, pero ahora se ha convertido en un jugador que asiste, desborda, marca, pisa el balón y se mueve por todo el frente de ataque. Teito, como dice su casaca en la espalda, es el máximo asistidor de su equipo en el Torneo con 4 pases de gol y es el jugador más influyente en la remontada del equipo que agarró desde comienzo de año Paolo Montero.

El club canalla marchaba en el fondo de la tabla (era 26 de 30 equipos) cuando el técnico uruguayo llegó al banco. Ahora está parcialmente clasificado para la Copa Sudamericana,  marcha décimo, y lucha por volver a la Copa Libertadores, está a 5 puntos de lograrlo. Este año sólo ha perdido dos partidos (ante Godoy Cruz y San Lorenzo), ha obtenido 8 victorias y sólo ha cedido un empate. Rendimiento del 75 por ciento desde el cambio de entrenador.

El delantero colombiano ha sido decisivo en el nuevo proceso: titular en 9 de los 11 partidos de este año y 11 goles de los 20 que ha conseguido el club en este curso. Marcó ante Tigre, San Lorenzo y Racing; asistió por partida doble ante Sarmiento y Atlético Tucumán; y participó en jugadas de gol ante Aldosivi y Newell’s. Es un jugador temible que aparece en los grandes compromisos, ya le marcó a cuatro de los cinco grandes y el próximo fin de semana visita el Monumental de River. Si marca, completa la colección.

La prensa ya construyó la imagen de Teo como el ‘malo del paseo’, es su ‘conejillo de indias’ para ganar clicks con sus actos fuera del campo. Una pelea o una declaración fuera de lugar venden más que el buen rendimiento. No hay análisis y Teo, crack dentro del campo de juego, es damnificado de esta lógica. Pero no podemos dejarlo en el olvido, porque no hay otro delantero colombiano con sus características. No hay otro jugador con sus movimientos. No hay mejor acompañante para Falcao en la selección.