No más equilibrio

04/10/2017

Por los resultados, criticar al Real Madrid se hace muy difícil, pero si nos vamos al análisis de su forma de juego, podemos empezar a encontrar problemas. No digo que el Madrid juegue muy mal, sólo que con los nombres que hay en la plantilla podría jugar mucho mejor. Con tantas variantes posibles, me resulta increíble que nunca podamos ver nada diferente a un 4-3-3 con los mismos hombres. Y siempre con la misma excusa: la del equilibrio. Un equilibrio que poco o nada se ve al ver la facilidad con la que le marcan al equipo.

La inclusión de Casemiro para generar ese equilibrio le pasa factura al equipo. Es cierto que es el único jugador defensivo aparte de las defensas, pero pensar que un 5 te da equilibrio es errado. El equilibrio es algo que logra un sistema de juego claro, no un jugador más en defensa. El equilibrio se puede conseguir de muchas maneras: con posesiones, con presión alta, con retrocesos. Y es ahí donde siento que está el ‘pero’, el error de Zidane, más aún, cuando uno ve lo que podría tener ese equipo en el medio campo.

3-4-3, 3-5-2, 4-2-3-1 son variantes que le servirían mucho más al Madrid para jugar mejor y aprovechar sus armas. Y ojo, con esto no quiero decir que Casemiro lo haga mal, o que no haya sido importante, pero sí quiero decir que su inclusión ha hecho que el Madrid deje de rendir a su máximo potencial. Si tienes un Ferrari no vas a andar a 60 kms por hora en él. Vas a querer explotar al máximo su potencial, y eso es lo que Zidane no está haciendo. El Madrid, con una formación diferente, nos podría regalar un fútbol mucho mejor.

Kroos, Modric, Isco, James, Benzema, Ronaldo y Bale son jugadores excepcionales, que saben mucho con la pelota y que de jugar juntos, se cansarían de hacer goles, de tocar, de driblar,  mejor dicho: ¡de jugar fútbol bueno! Ahora sumemos la salida de Marcelo y Carvajal y nos encontraremos con un equipo que no dejaría de marcar. Obvio, ante rivales fuertes se puede buscar la variante con Casemiro, pero al jugar ante el Atlético, ¿no es mejor atacarlo y buscar golearlo? Y al final, ¿de qué ha servido tanto equilibrio, si los goles no dejan de recibirse?

Se viene un mes difícil para los merengues, y creo que el secreto del triunfo estará en las variantes que Zidane pueda manejar. La plantilla ya debe venir sintiendo todos los minutos de la temporada y los dos partidos ante el Bayern Múnich y el clásico ante el Barcelona van a definir mucho. Dos equipos que son muy buenos atacando pero que, así como el Madrid, sufren cuando son atacados. Zidane debe pensar bien y dejar de encerrarse en el 4-3-3; también debe empezar a usar a sus mejores, y más talentosos jugadores para mantener la ventaja en Liga y buscar la clasificación en UCL. Y eso, a punta de equilibrio, no se va a lograr. No siempre va a aparecer Ramos a salvarle la cara al equipo.

¿Mi formación para estos partidos? Así saldría a jugar: Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Kroos, Modric; James, Benzema, Isco; CR7.