Neymar quiere ser el rey

08/4/2017

Todavía recuerdo la celebración del Camp Nou. Sergi Roberto anotaba el 6-1 y los culés celebraban en todas partes del mundo, principalmente en Barcelona y Cataluña. Messi se alzaba como el héroe en esa foto final, parado encima de un cartel de publicidad, que quedó enmarcada para la posteridad, pero el héroe futbolístico no había sido el 10, el verdadero líder de ese día había sido Neymar, que en el minuto 88 seguía confiando en que se podían lograr los 3 goles que necesitaban para clasificar a la siguiente ronda.

En 3 minutos, anotó: un golazo de tiro libre, cobró un penal (y lo acertó), asistió a Sergi para el gol de la clasificación y demostró que estaba listo para ser el líder absoluto de cualquier equipo del mundo; pero en Barcelona juega un tal Lionel Messi, y mientras el argentino esté allí, lo único a lo que se podrá aspirar es a ser el escudero del 10, no más que eso, y el brasilero quiere algo más que eso.

Irse al Real Madrid era una opción, Florentino Pérez luchó por su fichaje hace unos años, Neymar prefirió al Barcelona, y desde entonces el Madrid se llevó 3 Champions y el Barcelona 1, por lo que el equipo de la capital española no necesita ahora mismo, un fichaje de semejantes cantidades, aunque se especule con la posible llegada de Mbappé por una cantidad un poquito inferior. Además, sabría Neymar que pasaría de ser el segundo de Messi, a ser el segundo de Cristiano Ronaldo.

Todo esto lo lleva a decidirse por su más famosa víctima, hogar de grandes jugadores sin un líder con el hambre de ser el mejor, y que con el brasilero logra un salto de calidad que lo lanza como uno de los grandes favoritos para quedarse con el título de la Champions League, que tiene monopolizado el Real Madrid en los últimos dos años.

Además Neymar tiene una deuda pendiente luego del Mundial organizado en su país. Su lesión en cuartos de final y el humillante 7-1 recibido por Alemania (en semifinales), tiene a todos los brasileros con una herida difícil de cerrar, y Neymar es el jugador que se lleva las miradas del país ‘más futbolero del mundo’ para volver a ser el mejor del planeta. Tité ha logrado recuperar el ‘jogo bonito’ y Neymar es la esperanza del sexto título en las citas mundialistas.

Neymar quiere ser el rey de Francia, de Europa y del Mundo. Tomó una decisión polémica, pero que demuestra que tiene un carácter firme y que no le teme a los retos, el carácter que necesita un jugador para pelear el trono del Mónaco en Francia, del Real Madrid en Europa y de Alemania en Rusia. El tiempo determinará si fue una gran decisión convertirse en el jugador más caro de la historia del fútbol y si obtuvo los resultados esperados.