Los porteros del fútbol colombiano

11/21/2017

Los equipos del fútbol colombiano no creen en la materia prima local y han optado por traer arqueros del extranjero, principalmente del Río de la Plata y Centroamérica. Los arqueros juveniles se ven rezagados a ser el suplente de un foráneo o buscar minutos en la primera B.

La mitad de los equipos de la Liga (10) tienen en sus nóminas arqueros extranjeros, lo que atenta contra el desarrollo de los jóvenes arqueros nacionales. Este fenómeno no lo vemos solamente en los clubes históricos como Nacional (Franco Armani, Argentina), Millonarios (Nicolás Vikonis, Uruguay) o Junior (Sebastián Viera, Uruguay), sino que también los clubes pequeños como Alianza Petrolera (Liborio Sanchéz, México), Cortulua (Germán Caffa, Paraguay), Tolima (Joel Silva, Paraguay), Jaguares (Sebastián López, Argentina), Patriotas (Álvaro Villete, Uruguay) o Águilas (Roque Cardozo, Paraguay) han depositado su confianza en los porteros extranjeros.

Otro caso que llama la atención es el del Deportivo Cali, equipo de cantera excelsa y formador de grandes arqueros de antaño. Por sus filas pasaron arqueros históricos como Pedro Antonio Zape, Faryd Mondragón, Miguel Calero u Óscar Córdoba, pero actualmente han decidido confiar en un portero de Guatemala, Ricardo Jerez.

Y para rematar la radiografía los únicos equipos que le apuestan al arquero nacional tienen envejecidas sus porterías. Santa Fe tiene a Leandro Castellanos (33 años) y Robinsón Zapata (39) y entre ambos superan los 70 años. Medellín se hace fuerte con David González (35) y Nelson Ramos (36) y los dos estarán por encima de los 38 años en Qatar 2022. América confía en Carlos Bejarano (32) y ‘Neco’ Martínez (35, lesionado), pero es una dupla que suma más de 65 años.

La globalización del fútbol está atentando contra el desarrollo normal del producto local. Países que no eran históricos exportadores de jugadores al fútbol colombiano, como México o Guatemala, han hecho su espacio en el área chica. La experiencia, el alto nivel competitivo, el buen rendimiento, el hambre de títulos y la mentalidad del portero extranjero están ganándole la partida a los jóvenes prospectos que tiene el país.


Otra razón de la crisis:

– El presente de los arqueros juveniles. 

¿La solución?:

– Sí a Armani en la selección.