Los lideres de la camada

04/26/2017

Los técnicos argentinos tienen una manera muy particular de ver el fútbol y su talento los ha llevado a dominar el mercado internacional de los banquillos. Están en la mayor parte de las ligas del mundo, pero España se ha convertido en su destino predilecto.

Actualmente hay cuatro dirigiendo en La Liga, pero hay dos que han llevado a sus equipos a galopar por Europa: Diego Simeone volvió a meter al Atlético de Madrid en semifinales de Champions League (tercera vez en cuatro años) y enfrentará al Real Madrid por un tiquete a la final en Cardiff y Eduardo Berizzo llevó al Celta de Vigo por primera vez en su historia a una semifinal de Europa League y para jugar la final en Estocolmo tendrá que derrotar al Manchester United de José Mourinho.

El Vicente Calderón fue el primer testigo de esta nueva camada de entrenadores. Diego Simeone desembarcó en Madrid luego de haber sido campeón en Argentina con Estudiantes (Apertura 2006) y River (Clausura 2008). Desde su llegada el club de Manzanares adquirió otra manera de ver el fútbol, potenció y convenció a los jugadores que tenía y en la primera temporada ganó la Europa League y la Super Copa de Europa.

Su equipo pasó de pelear por entrar a competiciones europeas a ser uno de los más competitivos del continente. Ganó la Copa del Rey en la temporada 2012/13, la Liga de España en 2013/14 (luego de 18 años), conquistó la Supercopa de España en la misma temporada y llegó dos veces a la final de la Champions League (2013/14 y 2015/16). Además implantó su forma de ver el fútbol a un equipo que le respalda y juega como él quiere. Como conjunto es uno de los más fuertes del mundo y se ha reinventado a pesar de las bajas de Courtois, Falcao, Diego Ribas, Diego Costa, Arda Turan, Miranda y Jackson Martínez.

Eduardo Berizzo llegó a Balaídos en 2014 luego de que Luis Enrique se marchara a la Roma. Desde ese momento el Celta adoptó un juego más ofensivo y en su primera temporada logró sendas victorias ante el Barcelona (campeón) en el Camp Nou (0 a 1) y ante el Atlético de Madrid en Vigo (2 a 0) y demostró que se le podía plantar cara a los grandes. Al final acabó la temporada octavo y por fuera de Europa.

Los directivos, convencidos de su proyecto lo respaldaron y en el siguiente curso volvió a irrespetar al Barcelona (campeón a la postre) esta vez 4-1 en casa; le ganó al Sevilla en el Sánchez Pizjuán (1-2); al Valencia en Mestalla (0-2); y al Villarreal en el Madrigal (1-2). Además el Celta se convirtió en el 5to equipo más goleador de la Liga, llegó a la semifinal de la Copa del Rey y entró a la Europa League. Y ahí está haciendo historia este año.

Fue segundo en el Grupo G, tras el Ajax, y en las siguientes fases superó los escollos que le presentó la segunda competición más importante de clubes en el viejo continente: en dieciseisavos eliminó al Shaktar Donetsk de Ucrania (2-1 en tiempo suplementario); en octavos vapuleó 4-1 al Krasnodar de Rusia; y en cuartos le ganó 4-3 al Genk de Bélgica.

Simeone, de 46 años, y Berizzo, de 47, son los principales representantes de una camada de técnicos argentinos que dejan impronta en el fútbol mundial. En España además está Mauricio Pellegrino (45 años) que metió al Deportivo Alavés a la final de la Copa del Rey; en Inglaterra, Mauricio Pochettino (45 años) comanda al Tottenham; en México, Matias Almeyda (43) acaba de ganar la Copa MX con el Chivas y Antonio Mohamed (47) lidera la Liga MX con el Monterrey; en Chile, Juan Antonio Pizzi (48) dirige el seleccionado nacional de ese país y Pablo Guede (42) al líder del campeonato chileno, Colo Colo.