¿Los jugadores sacan técnicos?

04/10/2017

Esta inquietud siempre ha estado planteada, pero la realidad es que jamás ha sido verificada o constatada con pruebas fehacientes. Innumerables técnicos han sido cesados de sus cargos, después de que su equipos pierden puntos fecha tras fecha, y por si fuera poco su fútbol es poco vistoso. Es como si a los jugadores se les olvidará jugar. 

Queda en el imaginario colectivo, que los jugadores se le pararon al técnico, razones para este comportamiento pueden existir muchas: que el técnico es muy exigente; el estilo de juego que propone no es el adecuado para ‘x’ o ‘y’ jugador; envió a la banca al capo del equipo; se podría hacer un listado de las diferentes causas que podrían explicar el por qué, pero siendo analíticos es muy posible que sea realidad que los jugadores se confabulen para que destituyan a su entrenador.

Un ejemplo reciente, es la salida de Alberto Gamero del Atlético Junior, quien llegó precedido de buenos resultados en su pasado inmediato en Deportes Tolima, en donde todos sabemos que cada torneo prácticamente cambian la nómina, teniendo que empezar de cero el proceso. Gamero es un entrenador que necesita tiempo para trabajar y que se vean los resultados.

Dicen en los pasillos, que en Barranquilla encontró un plantel con mal acondicionamiento físico; sobrepeso en algunos jugadores que no les permitía rendir al 100%; casos de consumo de alcohol previo a partidos. Por ende, planeó una estrategia con su cuerpo técnico para recuperar a los jugadores, propuso trabajar a doble jornada y endurecer el seguimiento a ciertos futbolistas.

Todo lo anterior, molestó a los capos del equipo, los cuales calentaron el camerino y como resultado se dio lo que todos ya conocemos. Con la llegada de Julio Avelino Comesaña a dirigir nuevamente, de quien se pregona que ya conoce la idiosincrasia costeña, que él si iba a recuperar el juego y salvar el torneo.

Lo cierto es que, tampoco ha podido y se vio en el partido contra Tigres, y en los anteriores que también ha perdido, que el problema no era Gamero. La situación de Junior es una conjugación de varios factores, que vienen desde la planificación directiva, jugadores que llevan años en el club, llegando a mandar más que cualquiera, pero también se podría mencionar otro aspecto, que se me antoja como posibilidad, y es la carencia de esos jugadores de la tierra que sienten el equipo de una manera diferente: el jugador hincha de Junior.


Alexis Mora [@AlexisMora79]