Los chicos contra los grandes

05/11/2018
Pier Bigoni

Escrito por: Pier Bigoni

A comienzo de temporada siempre aparecen los equipos favoritos a los títulos ligueros y coperos. Pero cada cierto tiempo emerge el famoso ‘chico’ dando sorpresas que recorren todo el mundo. Sus hazañas consiguen afinidad en la comunidad futbolera.

Los ‘chicos’ pelean contra presupuestos millonarios, estrellas consagradas, árbitros que se confunden, lesiones y plantillas cortas. Generan respeto y admiración, pero sobre todo nos devuelven a la esencia del fútbol: cuando éramos botijas y jugábamos en el potrero con amigos, en la selección del colegio o con club del barrio. En donde uno jugaba por amor a los colores y sobre todo por amor al fútbol.

Cada año es más frecuente encontrarse con ese grupo de amigos que desafían a todos, que tienen un proceso de años, un técnico con la filosofía del club, jugadores de la casa que no le tienen miedo a nada y que van por todo sabiendo que es una utopía ganarles a los grandes equipos, pero que poniendo corazón nada es imposible en el fútbol.

Volvamos un poco en el tiempo, en el 2016 cuando el Leicester City quedó campeón de la Premier League, ante sorpresa de todo el mundo. Ese año Islandia, un país con un poco más de 300 mil habitantes, llegaba a su primera Eurocopa, daba un batacazo no sólo pasando a octavos de final, sino que también eliminó en dicha fase a Inglaterra, una potencia europea. Enamoró a propios y extraños que veían en su gran juego y  espectaculares festejos la importancia de representar con honor a los colores.

Probablemente el Leicester no vuelva a ganar una Premier o Islandia no pase de la fase de grupos en el mundial de Rusia, pero así como muchos otros equipos pequeños ganaron copas, ligas, llegaron a finales o eliminaron a los favoritos, nos dejan la lección de ir a la cancha a apoyar al equipo, de no perder nunca la fe, a ilusionarnos porque el sentimiento y garra aún le pueden ganar a los dólares y que los ‘chicos’ pueden ser recordados para toda la historia como unos campeones de esta pasión llamada fútbol.