Los caminos de James conducen a Madrid

04/17/2018
Oscar Pacheco

Escrito por: Oscar Pacheco

¡Qué lindo es el fútbol, pibe! Sí, definitivamente qué lindo es este deporte que todos amamos. El fútbol es caprichoso y les da a los jugadores revanchas para hacer bien lo que en algún momento salió mal. En el instante en que apareció la balota que enfrentaba al Real Madrid, todo el mundo pensó en un jugador: James Rodríguez.

El colombiano será el principal protagonista en la semifinal de Champions League que jugarán el club blanco y Bayern de Múnich. Será un enfrentamiento lleno de historia porque alemanes y españoles se han encontrado muchas veces, y siempre son grandes series, de esas que quedan  marcadas. En este caso, será muy especial para el '10' de Colombia por su pasado reciente en Madrid, y su salida traumática rumbo al Allianz Arena.

Debo confesar que soy hincha del Real Madrid desde aquella época en que llegó Roberto Carlos del Inter. La misma etapa en la que despuntaba un joven Raúl González Blanco. Ese proyecto terminó con tres Champions en cinco años y ahora, más grande, he apoyado al Madrid de Cristiano, Ramos y compañía, pero primero soy colombiano, de esos que quiere que nuestros jugadores ganen siempre, que hagan gol en todos los partidos y de los que apoyaré a nuestros jugadores en las buenas, pero seré su mejor defensor en las malas. Por eso, pese al gran amor que le tengo al Real Madrid, esta vez, iré con la camiseta 11 del Bayern, apoyando al nuestro, a James Rodríguez.

Qué hermosa revancha le da el fútbol a James. Después de ser enviado a la tribuna en la última final de Europa en Cardiff, como despedida a su paso por el Madrid, hoy tiene en sus pies la posibilidad de volver a la que fue su casa, y eliminar al equipo con el que soñó de niño y que terminó por convertirse en una pesadilla. James, quien ha vuelto a brillar, sabe que su oportunidad de revancha está por escribirse. No quiero sonar triunfalista, ni soñador, pero si me imagino a James celebrando al final de los 180 minutos, con una clasificación a la final de Kiev.

Volver al Santiago Bernabéu para enfrentar a sus amigos, a aquellos con quienes luchó codo a codo para llevar al Real Madrid a lo más alto, es un gran reto. Un reto de esos que motiva a cualquiera, y James tiene la oportunidad de revancha como muchos que no han sido valorados en el Madrid. Quiero ver a James triunfar y por eso espero que en esta serie el Bayern Múnich salga victorioso y James sea figura, sea vital, sea ese jugador que se echa el equipo al hombro como hacía en el Real Madrid en su primera temporada, y como hizo cuando fue parte del equipo 'B' de Zidane que se llevó la Liga de España.

Por esta revancha deportiva, vuelvo y digo: ¡Qué lindo es el futbol, pibe!