Las 4 ventajas que tendrá James en el Bayern Múnich

07/17/2017

En el transcurso de la semana pasado nos enteramos de la sorpresiva noticia del traspaso de James Rodríguez al Bayern Munich en calidad de cedido por 2 temporadas con opción de compra. Aunque ya se veía venir por su despedida en el Bernabéu, donde salió aplaudido en el último partido como local. Además, al quedar afuera del equipo en la final de Champions, creo que se desvanecieron todas sus ilusiones de quedarse.

Enseguida se generó un debate para conocer realmente si había sido buena o no su decisión de militar en el club alemán, teniendo en cuenta que el Real Madrid es el club europeo más importante de la actualidad, recientemente campeón de Champions, pero sin dudas, es un equipo que no le iba a ofrecer las mejores oportunidades para tener continuidad. Precisamente, a partir de este contexto te explicaré por qué James ha tomado la mejor decisión para su carrera deportiva.

1) Seguirá jugando en un club de élite Mundial:

Bayern Munich ha ganado las ultimas 5 Ligas de forma consecutiva, acumulando 27 títulos locales en su historia, y además, 5 Champions League, lo que lo convierte en un lugar atractivo para cualquier jugador. James, por su parte, es consciente del rol protagónico que debe asumir para cumplir con las expectativas, y de esa manera, jugarse una “revancha” aparte donde se demuestre que teniendo continuidad, las cosas son a otro precio. O si no, pregúntale a un tal Radamel Falcao García, el ‘ave fénix’ del fútbol Mundial.

Arjen Robben, destacado futbolista holandés y actual compañero de James en el Bayern, afirmó que aceptar el traspaso del Madrid al Bayern había sido un retroceso en su carrera. Particularmente, no coincido con dicha premisa. A mi modo de ver, yo lo llamo ‘un nuevo aire’, un camino prometedor, es la oportunidad perfecta para tener continuidad, en una Liga que se caracteriza por tener riqueza técnica, transiciones rápidas de defensa a ataque, y sobretodo, mentalidad ganadora mediante majestuosos proyectos deportivos. En este orden de ideas, su adaptación sería mucho más factible, comparándose con sus demás ofertas de equipos ingleses como el Manchester United y Chelsea, ya que la Premier es una liga más física y de choque, y sin dudas, James hubiese sufrido mucho.

2) Volverá a estar al lado de Carlo Ancelotti, técnico que potenció sus virtudes: 

Carlo Ancelotti es el técnico con el que James se ha sentido más cómodo y feliz. En el Madrid, el colombiano jugó 111 partidos en 3 años anotando 36 goles, asistiendo para otros 41 y logrando 7 títulos. En el ciclo con el DT italiano, correspondiente a su primera temporada como merengue, James logró 17 goles y 17 asistencias, es decir, un 47% del rendimiento total con los merengues. Esta dupla James-Ancelotti dará mucho de qué hablar, no sólo hay empatía, también existe un respaldo del DT al jugador, lo que le genera confianza para optimizar su rendimiento. Cada uno conoce la metodología y profesionalismo del otro, logrando ese complemento en pro del bienestar colectivo.

Cabe recordar que cuando llegó James al Madrid, Carlo ya estaba en el club, y con el pasar de los partidos logró adaptarlo a una posición donde el colombiano pudo desenvolverse eficientemente. Ahora, ha sido el propio DT italiano quien lo ha pedido al Bayern, así que con más razón tendrá en mente diseñar un equipo donde el colombiano sea protagonista.

3) Su ritmo de competencia será el óptimo para el Mundial Rusia 2018:

La palabra Mundial le viene bien a James. Recordemos que fue su vitrina para darse a conocer a nivel global. Con su selección nacional, logró un rendimiento sobresaliente en Brasil 2014, siendo el goleador con 6 anotaciones y logrando fichar por el Real Madrid (80 millones de euros). Su precisión en balón parado, exquisita técnica y potente disparo fueron sus armas para llamar la atención de los merengues. Ahora, a disposición del club bávaro, no sólo aspira a ser campeón de Liga, también piensa en llegar en plenas condiciones físicas y deportivas para representar a su país de la mejor manera.

En los últimos partidos de Eliminatoria, especialmente contra Perú y Ecuador, James padecía la poca continuidad en su club, pero en realidad, en La Selección no se percibían esos síntomas ya que se le veía muy participativo, pedía el balón, lograba asociaciones, aportaba en sacrificio a la hora de marcar, y a su vez, asistía de forma ejemplar a sus compañeros. Parecía como si jugara cada fin de semana con su club. Imagínate ahora que será constante su participación con el Bayern, lo que va a aportar con la Selección Colombia, liderada por José Pekerman. Estamos preparados para ver un James más maduro, experimentado y en su rol de líder en todo su esplendor en Rusia 2018.

4) Un mejor ambiente deportivo y directivo:

A James se la ha visto muy sonriente tanto en su presentación como en los primeros entrenamientos con el equipo, incluso en su debut se le notó participativo y demostró un gran entendimiento con sus compañeros, con pases cortos y cambios de frente. El gran entorno que lo rodea haría posible su mejor faceta. Carlo lo puede utilizar en varios sistemas, debido a la versatilidad del colombiano: 4-2-3-1 con Thiago y Vidal atrás de él, en un 4-5-1 tirado por la izquierda o como volante interior, o incluso, un 4-4-2 utilizándolo por banda izquierda o derecha.

Su anterior presidente, Florentino Pérez, negaba rotundamente la salida del 10 colombiano, afirmando que debía someterse al bienestar del club y no a su interés personal por abandonar la institución. James fue el capricho de Florentino, quien quedó encantado con él después del Mundial 2014, pero luego  sus planes cambiaron. Imagínate el caso cuando te compran un vehículo nuevo, lo utilizas, le sacas provecho y después te antojas de otro, dejando a un lado el anterior y llegando al punto de obsesionarte por querer comprarlo. Bueno, ese ejemplo describe a Florentino, quien ha sacado por la puerta de atrás a jugadores de la jerarquía de Iker Casillas, Raúl González, Ángel Di María o Mesut Özil.

La prensa madrileña aportó su granito de arena para ‘aburrir’ al colombiano, no sólo con sus críticas y comentarios destructivos, sino también la preguntadera de forma insistente a Zidane el por qué no alineaba a James en cada rueda de prensa, logrando la incomodidad del DT por ese tema y llevándolo al banco cuantas veces quiso.

Para concluir, James ya está más tranquilo, gozando de un contexto favorable en todo sentido, sin la prensa española encima criticándolo, y sin un DT al lado que poco cree en él. Ahora, empieza un nuevo camino con muchas expectativas. El fenómeno James se ha impregnado en los alemanes (las camisetas que se pusieron a la venta están agotadas) quienes sueñan con ganar de nuevo la Champions League.


Jose Buitrago [@josefenix89]