La Super Liga multicultural

04/28/2017

A comienzo de año la Super Liga China anunció cambios en su reglamentación para extranjeros. Los clubes pasaron de poder alinear 4 foraneos a 3, se mantuvo la imposibilidad de fichar arqueros extranjeros y se hizo obligatorio alinear a un jugador sub 23.

Luego de estas medidas, algunos clubes levantaron su voz de protesta porque ya habían fichado de más. Por ejemplo, el paraguayo Óscar Romero tuvo que salir del Shanghai Shenhua al Alavés y los brasileños Luis Fabiano, del Tianjin Quanjian y Wágner Ferreira, del Tianjin Teda, al Vasco Da Gama de su país.

A pesar de la salida de estos sudamericanos el jugador de esa parte del mundo es el predilecto de los millones chinos. La lista de 30 futbolistas la encabezan los brasileros que liderados por Óscar, Hulk y Paulinho llegan a 24 y son más que todos los extranjeros asiáticos (20). De los 16 equipos sólo hay 6 que no cuentan con ningún jugador nacido en el país de la samba y además ninguno está solo, los otros 10 equipos tienen mínimo dos brazucas.

Colombia es el segundo país de América que aporta más jugadores con 4: Jackson Martínez, Freddy Guarín, Giovanni Moreno y Roger Martínez componen la delegación cafetera. Argentina, con Carlos Tevéz y Ezequiel Lavezzi, cierra la lista de los nacidos en Suramerica que militan en China. De la Concacaf no hay ningún futbolista y es la única confederación sin representantes.

Para sorpresa de todos, África y Europa tienen la misma cantidad de jugadores en la Super Liga: 14. Del continente negro hay 9 naciones representadas y Nigeria es la que más jugadores aporta con 4. Aparte de comprar jugadores reconocidos a nivel mundial como los nigerianos Obafemi Martins o John Obi Mikel a China han llegado jugadores de Camerún (Stéphane Mbia y Christian Bassogog), Senegal (Papiss Cissé y Mbaye Diagne), Congo (Assani Lukimya), Zambia (James Chamanga), Kenia (Michael Olunga), Gambia (Bubacarr Trawally), Gabón (Malick Evouna) y Egipto (Ali Ghazal).

Los europeros también están bastante repartidos y es que sólo tres países, Serbia (Nemanja Gudelj y Nikola Petković), Hungría (Richárd Guzmics y Szabolcs Huszti) y Croacía (Goran Milović y Nikica Jelavić), tienen más de un jugador. El resto de los países tienen un sólo representante. Eddi Gomes representa a Dinamarca, Axel Witsel a Bélgica, Graziano Pellè a Italia, Burak Yılmaz a Turquía, Tjaronn Chery a Holanda, Jonathan Soriano a España, Ricardo Carvalho a Portugal y Bořek Dočkal a la República Checa.

De Asía hay 20 jugadores y son 6 las naciones que aportan futbolistas a su país vecino. Corea del Sur cuenta con 10 jugadores, Australia con 4, Uzbekistán con 3, y Siria, Israel y Filipinas con 1. En total en China hay jugadores de 29 países diferentes en lo que se ha convertido no lo sólo en una liga atractiva para las figuras de Europa sino en una liga competitiva para jugadores de todo el mundo.