La debacle italiana

11/15/2017

El 9 de julio de 2006,  en el Olympiastadion de Berlín, la selección italiana se coronó como tetracampeona del mundo, luego de que Fabio Grosso convirtiera el quinto y último penal de la tanda ante Francia.  Sin embargo, esa selección tenía un defecto: el promedio de edad del plantel era de 28,21 años, muy alto para el fútbol actual.

En la Eurocopa de 2008, disputada en Austria y Suiza, la ‘azurra’ cayó eliminada por penales ante la selección de España en cuartos de final (luego de empatar sin goles durante 120 minutos). Italia recibió cuatro goles en cuatro partidos durante la competición e hizo sólo tres, es decir, terminó con una diferencia de goles negativa y persistía el mismo inconveniente que tenía el plantel de Alemania 2006: el promedio de edad de los 23 convocados para la Eurocopa era de 28,69 años.

La selección de Italia se presentó como campeón defensor para la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010 y en aquella ocasión el fracaso fue grande. Los italianos terminaron en la última posición del grupo F, por detrás de Paraguay, Eslovaquia y Nueva Zelanda. Además, no ganaron ningún partido en toda la competición; empataron dos, perdieron el restante, encajaron cinco goles y convirtieron cuatro. Al igual que en la Eurocopa de 2008, la ‘azurra’ tuvo una diferencia de goles negativa y el promedio de edad del plantel, era exactamente el mismo de Alemania 2006: 28,21 años, es decir, en 4 años hubo poca o ninguna renovación en el plantel.

En la Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012, la selección italiana realizó un gran torneo, terminando como subcampeona del evento. En cuartos de final y en semifinales eliminaron del torneo a Inglaterra y Alemania respectivamente, pero en la final cayeron por goleada (4-0) ante España. Italia en el torneo marcó seis goles, pero le hicieron siete goles en seis partidos, lo que significó terminar el torneo con una diferencia negativa nuevamente y el promedio de edad de los 23 que participaron en la competición fue de 27,91 años.

La ‘azurra’ pudo participar en la Copa Confederaciones  de Brasil 2013 como subcampeona de Europa, ya que al ser España el campeón del mundo en 2010 y ganar la Eurocopa en 2012, el cupo de UEFA se le otorgó al subcampeón. Italia finalizó el torneo en tercer lugar, pero con más dudas que certezas. A pesar de finalizar en el podio del torneo y anotar 10 goles en todo el evento, también encajó 10 goles en cinco partidos. Dos goles por partido muestran una Italia débil en defensa, suceso que va contra su historia. El promedio de edad de los 23 jugadores que compitieron, fue de 27,52 años.

En la Copa del Mundo de 2014, en Brasil, Italia volvió a vivir un gran fracaso en el torneo que ha ganado cuatros veces. La selección italiana fue eliminada en fase de grupos por segundo mundial consecutivo, luego de ganar su primer partido 2-1 ante Inglaterra, cayó 1-0 ante Costa Rica y 1-0 ante Uruguay. Recibió tres goles y sólo convirtió dos, volviendo a terminar un torneo con diferencia de gol negativa. Su promedio de edad fue de 27,39 años.

La Eurocopa de Francia fue buena para Italia, no tanto por su desempeño final, ya que no superó los cuartos de final, pero sus números mostraron mejoría con respecto a otros torneos. En la fase de grupos sólo encajó un gol y marcó tres; en octavos de final venció a España (2-0); en cuartos de final, Italia empató 1-1 con Alemania, pero cayó en  la tanda de penales ante los ‘teutones’. La selección italiana convirtió seis goles y recibió tres, pero aún persistía un inconveniente de varios años atrás: el promedio de edad del plantel, el cual en este torneo fue de 28,47 años.

En el 2017, Italia fue segunda de su grupo clasificatorio por detrás de España y por esta razón disputó el repechaje ante la selección de Suecia. Los nórdicos ganaron en la ida por la mínima diferencia, mientras que en el partido de vuelta empataron 0-0 en Milán. Italia quedó por fuera de Rusia 2018, firmando así su mayor fracaso desde la ausencia al Mundial de Suecia 1958.

La selección italiana ha tenido varios problemas luego del 2006, el principal es que no ha habido renovación ni juventud en el plantel. Esta selección absoluta en todos los torneos ha tenido un promedio de edad alto, en Italia se han descuidado las categorías juveniles, eso se ve reflejado en su selección sub-20, la cual si bien este año fue tercera del mundial, llevaba tres mundiales seguidos sin clasificar. Además, la selección sub-17 acumula dos mundiales seguidos sin clasificar. Otro inconveniente ha sido que Italia ha perdido fortaleza en lo que históricamente era su fuerte: la defensa. En la mayoría de torneos después del 2006, Italia terminó con más goles recibidos que hechos, y en varias oportunidades, fue víctima de tres y hasta cuatro goles en contra.

La ‘azurra’ también ha sufrido varios cambios de entrenador en los últimos 11 años. Luego de coronarse campeona del mundo, han pasado cinco directores técnicos, lo cual ha hecho que el equipo, no se adapte a una manera de jugar, pues no ha habido proceso.

Por estas razones, la eliminación de Italia a manos de Suecia no es sorpresa, es cumulo de varios errores que se han cometido desde el 2006. Si la Federación Italiana desea que su selección vuelva a pelear, necesita enfocarse en sus fallos en todos estos últimos años. Italia es un grande del fútbol y necesita salir del bache en el que se encuentra para estar en Qatar 2022. 


César Cheij [@cesarale21]