La corrupción manchando el espectáculo más hermoso

02/4/2013
Andrés Aranguren

Escrito por: Andrés Aranguren

Tal vez escribo con la misma tristeza que sentirán los creadores de la democracia y la política al ver la corrupción que se presenta en estos campos. Los griegos creadores de la democracia pura se deben estar retorciendo en sus tumbas, como muchos jugadores, técnicos y directivos de fútbol lo deben estar haciendo en estos momentos.

Se ha hablado de corrupción en el fútbol desde hace mucho, cabe recordar como un grande del fútbol mundial, Juventus, perdió la categoría por un escándalo de amaño de partidos, pero es que lo que estamos escuchando últimamente es sorprendente: hasta el presidente de Francia inmerso en un escándalo destapado hace poco, el “QATARGATE”. Primero la llegada de los petro-dólares a equipos de Europa, y ahora la designación de mundiales en Rusia y Qatar, ¿coincidencia?

Hoy la EUROPOL, destapa el que puede llegar a ser el escándalo más grande en el fútbol mundial. Los amantes del deporte no nos reponemos de la farsa que fue el ciclismo hace unos años, con el doping de Lance Armstrong (igual no creo que él fuera el único que se dopaba, la mayoría de los ciclistas de élite lo hacían), y ahora el fútbol se ve manchado por cuestiones extra-deportivas, que no se resuelven en la cancha, once contra once, sino en escritorios, con plata por encima de la mesa, o tal vez por debajo, con directivos y entes aprobando estas prácticas indebidas.

Ojalá el fútbol no llegue a puntos como el de la democracia donde la corrupción ha gangrenado la mayoría de sus actores. Ojalá todo salga a la luz pública, los corruptos se marchen del fútbol y que este espectáculo, sea como lo amamos, como es su esencia: once contra once, guerreros con armaduras deportivas, y magia en sus pies…ojalá no se pierda la esencia.