EDITORIAL | Muchas gracias Don Andrés

04/27/2018
PaseAlVacio

Escrito por: PaseAlVacio

Iniesta habló entrecortado con los cachetes mojados, los ojos rojos y la mirada inquieta. “Esta temporada es la última” dijo el volante que enalteció los colores del Barcelona y la selección española con su talento y profesionalismo.

La historia del fútbol español se divide en dos. La generación que se está yendo de las canchas rompió los maleficios del pasado y llevó al Barcelona (al Real Madrid) y a ‘La roja’ a lo más alto del mundo. Iniesta fue protagonista de las mejores noches de sus equipos. Con el Barcelona ganó 4 Champions League y con su selección 2 Eurocopas y un Mundial. Algo que lo coloca en el olimpo del fútbol ibérico.

Andrés fue pieza fundamental de ese cambio. Siempre fue indiscutido porque él era el cerebro, el cambio de frente, el pase preciso. Hacía las cosas sencillas de manera excelente. Al pie de la letra. Medido con escuadra. Su fútbol era exacto y rápido. No necesitaba de chilenas o bicicletas para salir figura del partido. Iniesta es la sencillez del fútbol hecha belleza. Él no tiene cuerpo de modelo, pero tiene cerebro de futbolista.

El 8 del Barcelona (6 en España) no conoce de grandes publicidades, de escándalos mediáticos, de fiestas con modelos. Iniesta es el representante del fútbol viejo. La tranquilidad que transmite confianza. El silencio que se convierte en grito del gol. Él siempre fue maduro, nunca perdió los papeles, la fama no se le subió a la cabeza y a pesar de ser una figura mundial, poco se conoce de su vida intima. Adentro y fuera de la cancha se ganó el respeto del balompié mundial.

El fútbol le quedó debiendo un Balón de Oro. Tuvo temporadas en las que lo ganó absolutamente todo. En otro contexto, si los premios fueran otorgados de otra manera y el marketing no jugará un papel tan importante, muy seguramente lo hubiera recibido. Si fuera el fútbol el que mandará Andrés Iniesta hubiera sido declarado el mejor jugador de algún año. Por lo menos de uno. Ese es el único premio que le faltará tener en su pequeña casa de Fuentealbilla. De resto lo ganó todo.

Iniesta cierra con su salida el ciclo de una generación maravillosa. Una generación de Casillas, Xavi, Puyol, Villa o Torres. Es el último gran pensador del fútbol. Los memes lo comparan con Oliver Atom y él seguidor de la serie, viste las remeras del Ñupi. Así es Don Andrés un tipo sencillo, sacado del pasado, sacado de los dibujos animados. Su fútbol, su personalidad y sus equipos dejaran una huella imborrable en España, Europa y el mundo. Por todo lo que nos diste en el rectangulo verde y por lo poco que te dimos: ¡Muchas gracias Don Andrés!