Fútbol en la Argentina de Macri

08/25/2017

Hoy comienza un nuevo capitulo de la novela llamada fútbol argentino. La historia del deporte más popular en el país rioplatense, es la historia de un país extraño que vive entre las subidas y bajadas de su convulsionada vida económica y política. Hoy inicia la historia de la Superliga en los tiempos de Mauricio Macri como presidente, de un un club, sino de la nación.

El fútbol ha sido utilizado como herramienta de poder desde tiempos inmemorables. En la Italia de Mussolini se nacionalizaron jugadores argentinos para lograr el campeonato del mundo (conseguido a la postre), en Inglaterra se hicieron un par de triquiñuelas para que en 1966 la selección ganará el campeonato, en la FIFA de Blatter se pagaron sobornos para que Qatar sea sede de una Copa del Mundo, en la Brasil de Nike se hizo jugar a un Ronaldo enfermo y en la Argentina de Macri comienza una liga que busca copiar el modelo europeo para ‘sanear’ el deteriorado fútbol argentino.

El gobierno nacional presionó para que esta Superliga se conformará (sino era así no pagaba los 530 millones que le adeudaba a la AFA por el anterior contrato de ‘Fútbol para todos’) y ahora ve como el fútbol albiceleste vende a los medios norteamericanos sus derechos de televisión. ¿El precio? A cada argentino que pague su mensualidad de cable (50 dolares sin canales HD) le costará 300 pesos mensuales (20 dólares aproximadamente) de más poder ver a su Boca, a su River y a los demás equipos que conforman la nueva Superliga (en total jugarán 28 clubes).

Las primeras cuatro fechas irán por los canales que ya están en la parrilla de los cableoperadores (TNT y Fox Sports 2), pero desde la quinta, 10 de los 14 partidos de la fecha (los de los equipos más importantes) irán por los canales del ‘PACK FÚTBOL’ que tienen el costo adicional (TNT Sports y FOX Premium).

¿Cómo se disputará el torneo?

Una ronda de 27 fechas, de agosto hasta mayo definirán al campeón. Los cinco primeros equipos clasificarán a la Copa Libertadores 2019 (los cupos de la 2018 quedaron definidos por el último torneo y por la Copa Argentina que acaba en diciembre). Del 6to al 11vo irán a la Copa Sudamericana 2019.

Las políticas de Macri son claras, reducir el estado para la entrada de capitales extranjeros. El fútbol es un terreno de lucha y no se escapa a las lógicas de los gobiernos de turno. Él lo sabe, movió sus fichas, tiene un presidente amigo en la AFA y ahora buscará sacarle el mayor provecho al fútbol, que ve como un producto de exportación.

Hoy comienza una nueva era del fútbol argentino. El fútbol de Macri, Angelici y Chiqui Tapia está en marcha y lo único que esperamos es que corrijan los errores del pasado, pero que no vendan la esencia del potrero del mundo, que erradiquen los verdaderos problemas para que todos podamos seguir disfrutando del color, la pasión y la locura de las canchas del sur del continente.