Espartaco

04/7/2014

Condenado a la esclavitud y obligado a combatir como gladiador para divertir al público romano, Espartaco, se rebeló contra su destino y decidió cambiar el injusto mundo que le rodeaba.  Para ello, entre los años 73 al 71 antes de Cristo, Espartaco dirigió la mayor rebelión de esclavos a la que jamás se tuvo que enfrentar la República de Roma y casi provocó el derrumbamiento de la misma, al afectar al corazón de su sistema económico y social: el sistema esclavista.

Esta semana tuve oportunidad de escuchar una de esas frases que te ponen a pensar: el Hellas Verona sin Luca Toni lucharía por no descender pero el Hellas Verona con Luca Toni sueña con Europa.  Puede un solo jugador ser tan decisivo en el desempeño de un club, la respuesta inefablemente es SI y el ejemplo palpable de esta realidad es Luis Suarez, el artillero que ya rompió el récord de goles en una temporada en el Liverpool FC, al sumar 31  y destronar a Robbie Fowler que tenia 28.

El delantero charrúa quedó 6 de igualar su récord de goles en una Liga cuando anotó 35 dianas con el Ajax holandés en la 2009/2010 y terminó de segundo, a dos puntos del líder, en el torneo ingles.

Los números del delantero uruguayo hablan de una temporada espectacular, no solo es máximo goleador sino que ha anotado casi la tercera parte de los 90 goles que convierten a los reds en el equipo más goleador del torneo ingles, es segundo en asistencias de la Premier League con 12 pases de gol.  Las cifras podrían ser mucho más contundentes de no ser porque se perdió los cinco primeros partidos de la liga inglesa por morder en mayo de 2013 al defensa del Chelsea Branislav Ivanovic, una gracia que le costó diez partidos de sanción.

Jekyll y Hyde.  El explosivo Luis y el talentoso Suarez conviven dentro de un hombre que es capaz de convertirse en Hannibal Lecter y al mismo tiempo ser el primer jugador en la historia de la Premier que ha marcado en tres ocasiones un triplete contra el mismo equipo (Norwich).  Después de deambular como zombie por la mitad de la tabla, el Liverpool ha vuelto, lo ha hecho de la mano de un hijo de la celeste que cada fin de semana nos da una auténtica exhibición de intensidad y persistencia, con un poder de fuego que ha logrado meter a los reds en la pelea cuando no se les esperaba y cerrando una temporada premundialista envidiable.

Tanto Espartaco como Luis Suarez ya son leyendas.  El gladiador que consiguió liberar a más de 30.000 esclavos, se convirtió en el símbolo eterno de un hombre que jamás se dio por vencido y que hizo temblar a la mayor potencia de la época.  Luis Suarez, el hombre que no da por perdido ningún balón, el que tiene una actitud que contagia y produce un tremendo efecto sobre el grupo que lidera, ha logrado liberar a una fanaticada que llega en abril con el firme convencimiento que se puede competir contra equipos con billeteras más grandes y conseguir el esquivo trofeo.  Mientras comienzan los cantos de sirena, el oriental se transforma en objeto del deseo de media Europa y si Gareth Bale costo cerca de 100 millones, ¿cuánto cuesta el hijo de Salto?

Carlos Avellaneda