El Mundo Corrupto de la FIFA

05/27/2015

Mientras en el continente americano nos preparábamos para dormir y en el europeo empezaban su día, las noticias desde Suiza nos sorprendieron: la policía local entraba al hotel Baur au Lac, pedía llaves y se dirigía a ciertas habitaciones para arrestar a dirigentes de la Federación Internacional de Fútbol Asociado –FIFA-, implicados en casos de corrupción. Los arrestos se llevaron a cabo de manera normal, los presentes en el prestigioso hotel cuentan que los dirigentes salieron tranquilos, sin esposas y con sus equipajes; los agentes, de civil, confiscaron documentos que se presumen son evidencia en el caso. La investigación se venía realizando ya desde hace tres años, con colaboración del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el FBI y el IRS (Internal Revenue Service). Son 14 órdenes de arresto con pedido de extradición, seis son hasta ahora los detenidos con cargos de corrupción, fraude electrónico, soborno y lavado de activos.

Todo empezó en Noviembre de 2011 cuando unos agentes de IRS seguían a Chuck Blazer (expresidente de US Soccer) por evasión de impuestos. El norteamericano llevaba años sin declarar su impuesto de ingresos, y se presumía que había ingresado más de 29 millones de dólares. Aunque hoy no es claro si ya era parte de la investigación a la FIFA o fue el inicio, los agentes con pocas palabras lo convencieron: “podemos esposarlo y hacer un escándalo o puede colaborar con nosotros”. El dinero logrado en la organización del Mundial de USA 94 y en CONCACAF mientras Jack Warner, su amigo, era presidente lo delataron. Su estilo de vida opulento, sus apartamentos en la Torre Trump y sus gastos excesivos alertaron a los investigadores.

Para los Olímpicos de 2012, Blazer ya era un informante del FBI y accedió a grabar a varios de sus compañeros. Se trasladó a Londres y desde una lujosa suite concreto citas con varios de los organizadores de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022. En un llavero escondió un micrófono, y ¿quién PODÍA a sospechar de un llavero encima de la mesa? Las grabaciones le dieron bastante información a los investigadores y Chuck facilitó expedientes, mails, comunicaciones. El enmarañado de corrupción era bastante grande y tenía a muchos implicados. El Departamento de Justicia de Estados Unidos se unió a la investigación, que ya no solo se centraba en lo sucedido con la adjudicación de los mundiales, también investigaba casos de publicidad, marketing y derechos de televisión. Tres años investigando lo que había sucedido en 20 años en la FIFA.

En diciembre del año pasado, por las denuncias de sobornos por parte del Comité Organizador de Rusia y de Qatar a miembros de FIFA y la posible compra de votos, el investigador Michael García presentó un informe que develaba los sobornos y la corrupción, pero el Comité Ético de FIFA las desestimó. Garcia renunció ofuscado y decepcionado a su cargo y cargó contra el ente rector del fútbol. Era imposible que se hicieran lo ciegos y sordos ante la inmensa carga probatoria del informe. Garcia luchó porque el informe se hiciera público, pero el secretismo de la FIFA lo impidió, si no conocemos cuanto es el sueldo de sus directivos, ¿cómo vamos a conocer este informe? Así funciona la FIFA, en secreto, sin injerencia de la justicia de ningún país y sin posibilidades de saber que sucede adentro. Por algo su sede está en Suiza, un país que ayuda a esconder bastante en cuanto a dinero sucio se trata.

Jeffrey Webb, Eugenio Figueredo, Jack Warner, Eduardo Li, Julio Rocha, Costas Takkas, Rafael Esquivel, José María Marín y Nicolas Leoz son los primeros implicados. Pero esto no viene de pocos años atrás. Para entender el inmenso mundo corrupto de la FIFA tenemos que ir a los últimos años de Havelange y su yerno Teixeira. Lograron mucho dinero en sobornos para dar publicidad, ganarse derechos de televisión y adjudicar mundiales. El pupilo de Havelange, Blatter, aprendió muy bien y superó al maestro. Hoy el fútbol es un nido de corrupción y la FIFA muchas veces ha sido comparado con la mafia. Loretta Lynch, fiscal de Estados Unidos está determinada a acabar con esto.

Mientras termino de escribir se da la rueda de prensa desde Estados Unidos: no descansar hasta exponer toda la corrupción del fútbol, invitar a los países a denunciar, y le vamos a sacar tarjeta roja al fraude en el fútbol son las expresiones que se escucharon hoy desde Nueva York. Esto apenas comienza y promete con develar muchos casos y a mucha gente. Grondona, Bin Hammam, Hayatou y varios dirigentes más tiemblan en este momento. Blatter aun no ha sido acusado pero ya llegará el día. Por ahora sentarnos a esperar y ver que sucede en el congreso del viernes, aunque según el director de comunicaciones de la FIFA, De Gregorio, “no se va a aplazar la elección, esto es bueno para la FIFA, y los mundiales de 2018 y 2022 no van a cambiar de sede”, amanecerá y veremos.

No se puede dejar de lado que ya Luis Figo lo había anunciado en su renuncia a la candidatura por la presidencia de la FIFA, era imposible competir con toda la corrupción que maneja Blatter y sus secuaces. Extradición a Estados Unidos, y a responder ante la justicia norteamericana. Estados Unidos no ha podido ganar un mundial pero con estas investigaciones, hará que el fútbol obtenga una de sus más grandes victorias.