El Madrid que añorábamos, ha regresado

04/30/2014
PaseAlVacio

Escrito por: PaseAlVacio

Para muchos será inolvidable aquel dieciséis de abril cuando la estrella galesa, Gareth Bale, anotó el segundo gol que le dio la victoria a los merengues ante un Barcelona del que sólo vimos pequeños destellos de lo que fue en alguna época no muy lejana. Me refiero a la final de la Copa del Rey, donde el Real Madrid consiguió su título número diecinueve de esta competición de manera merecida, contundente e incluso afortunada, de no ser por el poste que frenó el gol de Neymar cuyo grito quedó estancado en la garganta de más de cuatro, incluyéndome.

Viendo esta perspectiva como simple espectadora, echando un ojo a la tabla de posiciones de la Liga Española y siguiéndole el desempeño a los de Ancelotti en la Champions League, me atrevería a decir que el Real Madrid que vemos en este preciso momento es el gigante triunfador y glorioso del que estuvimos acostumbrados a escuchar desde que conocimos la palabra fútbol.

Las actuaciones de Di María son extraordinarias, el porcentaje goleador de Benzema se acrecienta por partido, Bale está sustentando el porqué de sus cien millones de euros y en el centro da gusto ver a Modric recuperando balones y dando la vida en cada partido que le asignan; eso sin contar al actual balón de Oro, Cristiano Ronaldo, quien a pesar de padecer ciertas lesiones de grado menor, no de deja de brindarnos un espectáculo futbolístico cada vez que pisa el terreno de juego.

Es comentado por muchos que este Real Madrid tiene lo necesario para ganar también la Liga y la Champions, competiciones arduas en las cuales está batallando en los primeros lugares. Su técnico Carlo Ancelotti, es merecidísimo acreedor de elogios y aplausos, pues ha logrado su primer título en lo que va de su reinado, colocando a Casillas en la portería, a quien ya extrañábamos desde hacía meses.

El técnico italiano ha sabido explotar las cualidades más relevantes de cada jugador y la manera acertada en que los ha ido rotando por partidos, se ve reflejada en los resultados positivos que acompañan al equipo. He de aceptar que no soy hincha del Madrid sin embargo el equipo es, por inercia, admirado y respetado por muchos de los que amamos el fútbol y somos honrados al reconocer la majestuosidad de ciertos clubes como este. Desde Roberto Carlos, Raúl, Zidane y compañía, debemos reconocer que esta generación está dejando huellas y haciéndose su lugar en la historia. Los tropiezos, frustraciones que han pasado están dando sus frutos gracias al aprendizaje y coraje de sus jugadores que saben que pueden llegar a formar el mejor equipo del mundo y es evidente que están luchando por ello.

El camino es arduo, ya que mientras más estrellas tenga el equipo, más resultados favorables les exigirá su junta directiva e hinchas, aparte de que la historia los ha situado entre los mejores y es inaceptable darse el lujo de bajar sus estándares. Hoy en día afirmo que son un equipo de temer y con la mejor contra del mundo, como dijo un reconocido director en días pasados cuyo nombre prefiero omitir en este artículo dedicado a los galácticos. Admito abiertamente que me gustaría verlos en la final de la Champions levantando la décima. En la Liga sólo deben esperar un tropiezo del Atlético para cantar victoria y por supuesto, seguir dándole el valor y carácter que merece aquella camiseta blanca que visten la cual, según dicen, sólo se ponen los mejores del mundo.

Ahora sí podemos decir que el Real Madrid ha regresado, felicitaciones

Patricia López

@pattyloph