El gallo francés

06/19/2018
Andrés Aranguren

Escrito por: Andrés Aranguren

Fabrice Pialot creó la mascota más famosa de los mundiales, pero vive de tocar jazz. En 1996 su creación ‘Footix’ se dio a conocer. El nombre fue escogido por 18.500 encuestas telefónicas. En campaña estaba ‘Zimbo’, ‘Houpi’, ‘Gallik’ y ‘Raffy’, pero la combinación de fútbol (foot) y Asterix (ix) fue la vencedora. La presentación, como no podía ser de otra manera en esa época, se produjo en la televisión.

Los tiempos han cambiado. En 1996 no existían las redes sociales. El móvil era usado para llamar o enviar mensajes de texto, no más que eso. Fabrice Pialot trabajaba en Dragon Rouge y dibujo en la computadora de su casa al gallo de cuerpo azul, cresta roja y pico amarillo, más querido de todos los tiempos. ‘Footix’ llegó en el momento adecuado. Fue usado como un elemento más del mercadeo del Mundial y fue un éxito rotundo. “Era necesario encontrar un animal que sea amado por todo el mundo. ¡Todo el mundo come pollo! Pero no todo el mundo come carne de cerdo o no le gustan los gatos” le dijo su creador en 2014 al portal 20minutes.fr.

‘Footix’ fue más que la mascota del Mundial. Fue tratado como una mascota de verdad. El torneo lo ganó el equipo local y eso afloró el patriotismo de los franceses. Además, ‘Footix’ posaba al ritmo de ‘Tubthumping’ en la introducción del FIFA World Cup, el primer vídeo juego del Mundial realizado por EA Sports. ‘Footix’ entraba en la era digital transmedia y dejaba en el olvido a las series animadas que había protagonizado el español ‘Naranjito’. ‘Footix’ se había convertido en una imagen global.

Se hicieron peluches, pocillos, juguetes, pines. En una encuesta realizada por la FIFA en 2012 ganó como la mascota favorita de toda la historia. Su sonrisa transmite alegría; el balón que lleva en su mano derecha nos remite a la deportividad; su talla nos hace pensar en fortaleza; y su estilo novedoso nos hace prever una personalidad atrevida.

En 2019 se llevará a cabo la Copa Mundial de Fútbol femenino en Francia y la mascota será ‘Ettie’ una tierna pollita amarilla con camiseta blanca estilo marinero de rayas rojas y azules. Ella es la ‘hija’ de ‘Footix’, la mascota que trascendió su mundial para convertirse en un actor de la vida cotidiana francesa y del fútbol. Hoy, Pialot trabaja como músico, su talento creativo se lo regaló al lenguaje sonoro, mientras la FIFA sigue lucrando con el gallo francés: la mascota más querida de la historia.