¿El fútbol para el pueblo?

08/8/2013
Andrés Aranguren

Escrito por: Andrés Aranguren

El fútbol es un espectáculo de masas, el deporte que más adeptos mueve en el mundo, es una forma de subsistencia para millones de personas, una opción de salir de la pobreza para miles de jóvenes, un negocio que mueve millones de dólares al año y tal vez una de las pasiones más arraigadas en la raza humana.

Colombia es un país raro situado en América del Sur, tiene gobernantes deficientes y políticas injustas, pero grandes luchadores, genios en medicina, literatura, entre otros campos y por supuesto en el deporte. El país cuenta y ha contado a través de su historia con grandes ciclistas, boxeadores campeones del mundo, en patinaje de carreras es potencia, es la representación que más veces ha ganado el mundial. Pero en esta nación con costas en el Océano Pacifico y Atlántico, el deporte más seguido y admirado es el fútbol, se juega en todas las partes y a toda hora, hace parte de la idiosincrasia de sus habitantes, lo juegan todas las clases sociales y existen dos categorías de fútbol profesional que reúnen 36 equipos.

Pero como dije al comienzo, este es un país un  poco extraño en donde las cosas están de cabeza y en la mayoría de los casos es difícil explicar lo que pasa en él. Hace poco nació un nuevo canal, el cual compró los derechos de televisión del fútbol colombiano, él fue comprado por cable, operadores comunitarios y una empresa internacional que no es accesible a la mayoría de la población debido a los costos. Los otros gigantes de la televisión por cable no quisieron negociar con el nuevo canal, y es el día que las personas no pueden ver a su equipo favorito, o a sus ídolos. Es difícil explicar que el fútbol local no sea televisado en un país donde es el deporte más popular, y esto tiene unas consecuencias gravísimas. Primero, la falta de identidad de las nuevas generaciones, las cuales ya no son hinchas del equipo de su ciudad, del equipo de su padre o de algún equipo de su país. Las nuevas generaciones son ‘hinchas’ de equipos del extranjero, ya que es más fácil ver en un fin de semana los partidos de Italia, España, o Inglaterra, que ver los partidos del fútbol colombiano. Los equipos están perdiendo millones de pesos, si nos ponemos a ver más allá; por ejemplo, ahora prefieren comprar camisetas de clubes internacionales, a camisetas de un equipo nacional. Las empresas no quieren patrocinar a los equipos, no quieren invertir en el fútbol, ya que su marca no va a llegar a los hinchas.

Después de plantear esta situación, espero que las personas presionen para que el fútbol llegue a todos los hogares, no es justo pagar una mensualidad y que ni siquiera pasen los partidos de tu equipo favorito, de la liga local, se está pagando por un servicio y el cliente tiene que exigir un buen servicio o sino el fútbol colombiano va a seguir perdiendo adeptos.

@Pochandres