El Faraón de Milan

10/31/2012

Para nadie es un secreto la crisis futbolística por la que está pasando el A.C. Milán, dado que en la presente temporada han demostrado un nivel bastante inferior al acostumbrado. Es cierto que han perdido grandes figuras, y con esto se han tenido que acomodar a muchos cambios. Allegri ha pasado por una serie de combinaciones y formaciones con el pasar de las semanas. A pesar de todo esto hay una joven figura que gracias a su talento, empuje y ganas, ha logrado sobresalir por encima de los demás. Stephan El Shaarawy, es un joven delantero ítalo-egipcio, quien en días pasados llego a los 20 años de edad. Su formación futbolística parte en el Genoa, club que lo acoge y hace su lanzamiento al mundo. De ahí pasa al A.C. Milán, un sueño para cualquier joven, quien a sus 18 años ya haría parte de uno de los clubes más grandes del mundo. Lo que este jamás se imaginaria es que un año de su llegada se convertiría en su pieza más importante.

Il Faraone, dejo de verse en el campo como un joven inmaduro, quien buscaba llamar la atención de un técnico para obtener más minutos de juego. Ahora se le ve maduro, organizado y con una autoridad para guiar a su equipo al gol. Actualmente es el goleador del Milán con 6 tantos en liga, y además frente al Zenit anoto su primer gol en Champions; convirtiéndose así en el jugador más joven en hacer un gol en Europa con la camisa rossonera. Paso a paso se va convirtiendo en un símbolo para el equipo, cosa que necesita con urgencia un plantel tan dolido. Es tanta la madurez que ha alcanzado que al anotar su gol frente al Genoa no celebro considerando dos factores: primero por respeto a su ex equipo. Segundo pidió calma a sus compañeros, ya que dadas las circunstancias del equipo un gol no aseguraba nada.

Dentro de un equipo absolutamente pobre, en donde ni el entrenador ni los compañeros aporta, querer sacar algo parece imposible. En varios partidos se ha notado un gran desinterés de muchos jugadores por sacar un resultado, tal vez la misma crisis les baja la moral. Este bajón emocional parece no afectar la ambición de El Shaarawy, dado que no se ha visto un partido esta temporada en la que él no busque el gol. Despierta a sus compañeros en el campo, los reprende si no leen la jugada, todo esto sin importarle la experiencia o el apellido que porte su compañero. Él se ha convertido en el salvavidas de Allegri, ya que sin el joven de la camisa 92, el técnico habría salido hace mucho del banquillo.

Nadie duda de la rapidez, vertiginosidad y la facilidad que tiene el joven para abrirse espacios. Su talento a la hora de estar frente al gol es impecable y además tiene la generosidad de compartir con sus compañeros. De sus reacciones en el campo se puede rescatar que es un perfeccionista, que sabe cómo quiere las cosas y porque. Se nota cierta influencia de Ibrahimovic, ya que el joven italiano parece que le aprendió el estilo en el año que compartieron juntos. Está más que claro el talento que posee pero más allá de eso, últimamente se ha destacado como el jugador que carga al Milán. Es tal el impacto de Stephan, que a sus 20 años ya ha sido convocado con la selección de mayores y ha tenido minutos de juego para la clasificación de Italia al mundial 2014. El Faraón es la pieza a destacar del Milán, que dentro de tanta crisis tiene un líder, un talento y un futuro, quien podría guiarlos fuera de la crisis.

Fiorella Cavalli Gaitán

@fiorecavalli