El ego de un presidente: ‘Ser más que el club’

08/10/2018
Pier Bigoni

Escrito por: Pier Bigoni

Muchas cosas han cambiado luego de 3 meses de la final ganada por el Real Madrid en Kiev. Días después de la coronación, y para sorpresa del mundo fútbol, Zinedine Zidane, el encargado de ganar 3 Champions League consecutivas como técnico, anunciaba su salida del equipo, dejando a los merengues hundidos en un mar de dudas.

La salida de Zizou se produjo por las diferencias entre el francés y Florentino Pérez a la hora de fijar prioridades en los fichajes. Mientras Zidane reclamaba jugadores puntales, el presidente iba detrás de sus caprichos personales.

A la salida del timonel se sumó la del mejor jugador de la historia del club (junto al gran Alfredo Di Stefano) un tal Cristiano Ronaldo. ‘El bicho’ partió hacia la Juventus por 105 millones de euros luego de haberse convertido en el máximo goleador histórico del Real Madrid con 450 goles  y de haber ganado 16 títulos. Esta salida también se dio por las diferencias con el presidente de la institución, Florentino Pérez.

Pero no es la primera vez que después de grandes éxitos Florentino toma decisiones contra los referentes de la plantilla. En tiempos recientes los sacrificados fueron grandes ídolos del equipo de Chamartí como Iker Casillas o Raúl González. Ellos le entregaron los mejores años de su carrera a la camiseta merengue y lamentablemente se fueron por la puerta de atrás, al igual que Cristiano.

#FlorentinoPerez es posiblemente el directivo más influyente del fútbol en los últimos 30 años. En el campo levantó más Champions que cualquier otro y en el mercado venció a todos. Le ha sacado figuras al #Barcelona, al #ManchesterUnited, a la #Juventus, al #Milán y ahora para que nada quede por fuera de sus tentáculos le ha sacado el director técnico a la selección de #España 🇪🇸. ¿Es legal lo que hace? Sí. ¿Es ético? no. En el verano del 2000 se hizo mundialmente conocido por convertirse en el presidente del #RealMadrid, uno de los clubes más poderosos del planeta. Ese mismo año fichó a Luis #Figo en una de las compras más controversiales de la historia (se lo sacó al eterno rival, Barcelona). Su primera etapa al frente del club estuvo plagada de compras carísimas. En 2001 fichó a #Zidane, proveniente de la Juventus; en 2002, luego del Mundial Corea y Japón, compró a la figura brasileña #Ronaldo; y en 2003 revolucionó el fútbol moderno al llevar a David #Beckham a España. Sus jugadas financieras le hicieron valer los apodos de ‘Rey Midas’ o ‘Ser superior’. Se fue en 2006, pero en 2009 volvió con más fichajes históricos: #Kaka’ (65 millones de euros), #CristianoRonaldo (94 millones), #Bale (100) y #James (80) son las joyas de su segundo mandato. #Rusia2018

A post shared by PaseAlVacio (@pasealvacio) on

Si seguimos caminando para atrás en la historia de Florentino Pérez y el Real Madrid encontramos una situación parecida a la actual. A finales de la temporada 2003, después de haber ganado la Liga, la Supercopa de Europa, la Intercontinental (campeonato que evolucionó en el Mundial de Clubes) y de haber llegado a semifinales de Champions, Florentino decidió separar de la plantilla a: el capitán y referente, Fernando Hierro; al técnico, Vicente del Bosque; y a uno de los jugadores más importantes de la columna vertebral del equipo, el francés Claude Makélélé,

Estas salidas calaron en lo más profundo del equipo, siendo el comienzo de 3 años consecutivos sin títulos que terminarían con la dimisión de Florentino Pérez ante dicho fracaso. Si bien han pasado 15 años los fantasmas vuelven a asomar por Chamartín. Los caprichos del presidente, que en ese tiempo eran los fichajes galácticos, desarmaron al equipo con el afán de tener a los mejores atacantes del mundo. Hoy la política tiene un tono diferente ya que se está apostando a futuras estrellas, algunas de las cuales no han explotado todavía como Marco Asensio o Dani Ceballos.

Esta por verse si una vez más el ego de Florentino acaba con la hegemonía de un equipo que ha marcado historia en los últimos 5 años ganándolo todo. Esta por verse si Julen Lopetegui, Bale, Isco, Modric y Benzema logran que las salidas importantes no se noten ganando nuevos trofeos para el museo madridista. Solo el tiempo nos dará la respuesta.