El buen equipo que no sabe ganar

03/18/2013

Esta semana vuelve la fecha FIFA y los encuentros para clasificar al Mundial de Fútbol Brasil 2014. En todo el mundo se estarán enfrentando combinados nacionales buscando la tan deseada victoria; dicho esto, me parecía oportuno hablar de un tema y específicamente de un equipo al que he bautizado como el “Buen equipo que no sabe ganar”.

En el paso de la historia nos hemos encontrado con equipos de fútbol malos y buenos, algunos pésimos u otros pocos, excepcionales pero, siempre han existido periodos de victoria y derrota para todas las clases de equipos; sin embrago, en el mundo del fútbol he visto actuar combinados que a pesar de ser buenos no ganan y cuando lo hacen y les toca volver a jugar pierden nuevamente y así retoman una senda de perdición y debacle. El mundo ha dado a selecciones nacionales, equipos de liga y torneos locales que viven o han vivido con esta filosofía o situación; algunos más resaltantes que otros pero entre ellos un actual campeón, una selección ganadora: España, la ¨Furia Roja¨ quien antes de la Eurocopa del 2008 era solo una buena selección que no ganaba y si lo hacia, eran victorias sin importancia o mal administradas. A España no solo le hacia falta un técnico que supiese cohesionar al talento de los diferentes jugadores sino que les diese las herramientas para canalizar esa pasión que la hacia solo un huracán de “Furia” sin organización o efectividad. Los españoles se organizaron, rearmaron, canalizaron y depuraron para llegar y presentarse ante Europa y el mundo como campeones en tres ocasiones (Eurocopa 2008, 2012 y Mundial 2010).

Pero, no estoy aquí para escribir acerca de la sensación mundial española, porque decidí dedicar estas líneas a la que considero una selección talentosa, de buena generación de jugadores pero que no sabe ganar: PORTUGAL. Los portugueses han visto desfilar por sus alineaciones nombres  como Eusebio, Figo, Carvalho , Nuno Gómez, Pauleta, entre otros; incluso algunos de ellos de aquella llamada “Generación de Oro” que compitió en el mundial de Corea – Japón de 2002 quedando fuera en fase de grupos. Ahora, las filas del conjunto luso poseen al hombre de más rapidez y potencia en el fútbol mundial, Cristiano Ronaldo que no solo juega para su país sino que lleva puesto el brazalete de capitán. Portugal parece no aprovechar sus hombres y lo que es un buen grupo no funciona como equipo, gana poco, encaja muchos goles, pierde encuentros importantes y de salir airosos carecen de actitud para administrar las victorias conseguidas. Su mejor participación en un mundial de fútbol los llevo a la tercera plaza de la edición de Inglaterra 1966. Esta selección tampoco ha ganado una Eurocopa pero si han visto como sus rivales las levantan.

Al acercarse una nueva fecha de pruebas para los diferentes combinados se abre la expectativa de saber si Portugal conseguirá el triunfo y entrará en la senda de clasificados para la próxima cita mundialista; hecho que hace pensar a quienes valoramos el balompié y que seguimos sus exposiciones; el mal sabor de boca que deja Portugal teniendo tan buena plantilla, esto me hace reflexionar sobre los aspectos técnicos que le hacen falta a los lusos pero más que eso de la pasión y la garra que necesita esta selección, aquella furia de España la necesita Portugal y sin ella no podrá conseguir grandes objetivos. Portugal, como selección de fútbol ha martirizado sus derrotas y se ha victimizado en vez de tomar el toro por las astas y llenarse de coraje para afrontar un nuevo desafío. Hasta que este grupo de personas no decida tomar la fuerza de su afición y transformarla en energía para trabajar, ni que se transforme el esquema táctico y se modifique el modelo de juego podrá empezar a levantar trofeos importantes.

Solo espero que el nombre de pila que a título personal he dedicado para un gran grupo de futbolistas desaparezca y que Portugal deje de ser “El buen equipo que no sabe ganar”.

Me despido, hasta una próxima oportunidad en donde a través de estas líneas podamos encontrarnos.

Tamara Fuenmayor

@TamiFF