Edwin Cardona, el genio de la lampara

07/14/2017

El 13 de julio de 2011 Eduardo Lara, técnico del seleccionado sub 20 de Colombia, daba la lista de 21 jugadores que iban a defender la localia en el mundial de la categoría. Ese día el mundo se le caía a pedazos a Edwin Cardona ya que brillaba por su ausencia.

Edwin Andrés se destacaba en Atlético Nacional y había sido figura en el Torneo Esperanzas de Toulon, donde fue el socio ideal de James Rodríguez, pero se quedaba afuera del mundial por razones inexplicables. Lara en su momento dijo que era una “decisión técnica” y no quiso ahondar en las razones de la no convocatoria del talentoso volante. Las hipótesis que barajaron los medios fueron la exclusión por actos contra la disciplina o bajo rendimiento en los entrenamientos por sobrepeso.

Cardona, con la mirada triste por perderse otro mundial, tampoco jugó el sub 17, decía que se sentía traicionado. Al seleccionado no le iba bien en su torneo: eliminado en cuartos de final ante México y extrañando el talento del paisa.

Pero como dice Manu Chau ‘la vida es una tómbola’ y seis años después los medios sólo hablan de una cosa: la contratación de Edwin Cardona por parte de Boca Juniors, uno de los gigantes del continente. Además, el volante hace parte de la selección Colombia de mayores que marcha segunda en las eliminatorias a Rusia 2018.

Cardona es un jugador de talento innato, de esos que hace ver fácil lo difícil, y entendió que a su talento hay que sumarle trabajo y disciplina. Es rico técnicamente y cuenta con recursos para hacer pases milimétricos o mandar la pelota adentro del arco rival desde cualquier parte de la cancha. En su repertorio hay goles de corta, media y larga distancia, de taco, de volea, de pelota quieta  y de chilena.

Luego de su paso por Atlético Nacional, donde salió campeón de Liga dos veces; Santa Fe, campeón un el 2012; y Junior, llegó a Monterrey en 2015, junto a otros dos colombianos, y se ganó un puesto, algo que no pudieron hacer sus compatriotas (Stefan Medina y Alex Mejía). Con el equipo Rayado jugó 83 partidos, en los cuales marcó 29 goles y asistió para otros 12. Participación en un gol cada dos partidos.

En la selección ya se ha ‘echado el equipo al hombro’ en varias oportunidades. Ante la ausencia de James por lesión, ‘El gordo’ tuvo que comandar el medio campo ante Perú y las cosas salieron bien: gol y victoria 2 a 0 para Colombia. Luego, ya con James en cancha, fue el socio de todos en Santiago y la tricolor salvó un punto (1 a 1) en su visita al país austral; y el año pasado anotó goles decisivos en las victorias ante Bolivia en La Paz (3 a 2) y ante Paraguay en Asunción (1 a 0).

Su buen fútbol, su determinación, su fuerte pegada hacen soñar a todos los hinchas de Boca Juniors con que frote la lámpara y saque magia de sus botines para dejar su marca personal con la 10 de Riquelme o Tévez.