EDITORIAL | Los penales son subjetivos

04/12/2018
PaseAlVacio

Escrito por: PaseAlVacio

Deberíamos estar hablando de los hermosos partidos que nos regaló la Champions League. De las series apasionantes que, en la mayoría de los casos, nos tuvieron expectantes hasta el último momento. De la lucha del Sevilla; del partidazo de Juventus en Madrid o del Real en Turín; de la efectividad del Liverpool o de la experiencia de Heynckes. Pero no. Estamos hablando de una jugada polémica, de un penal que estuvo bien cobrado, como también hubiera estado no sancionarlo. Nos desgastamos en discutir una jugada que es subjetiva.

El periodismo es extremista, dañino y violento. Los reporteros deberían disfrutar y amar lo que hacen, pero parece que su trabajo los amargara. En sus comentarios, en sus portadas destilan odio. Siempre se critica la violencia en las tribunas, pero ¿quién controla la violencia en las redacciones? Acaban técnicos, árbitros, jugadores y su conocimiento sobre el juego y el reglamento es limitado. ¿Cuántos periodistas se saben las reglas? Casi ninguno. ¿Cuántos periodistas tienen título de director técnico o al menos un curso de táctica, de preparación física o de historia del fútbol? Muy pocos.

Los cronistas son parte importante del mundo fútbol, pero no están a la altura de su función. Son los líderes de opinión de una masa que cada vez es más irrespetuosa. Quieren destruir a ídolos porque no marcaron un partido. Quieren masacrar árbitros porque pitaron un penal. Quieren asesinar técnicos porque sus equipos juegan de una determinada manera.

Hoy deberíamos estar hablando de lo hermoso que es este deporte. ¿Hablar de los árbitros? Para qué si nunca vamos a llegar a ponernos de acuerdo. Tomemos los ejemplos del boxeo o del rugby y respetemos a los jueces. Ellos son la autoridad en el terreno de juego y la persona que no entiende eso tiene que devolverse a leer las primeras reglas. No vamos a defender a los árbitros, ni a atacarlos, ellos se equivocan como se equivoca el delantero, el defensa, el técnico, el hincha. Este es un juego de humanos. Un juego imperfecto.

La tecnología tampoco va a resolver estos problemas. Hay jugadas en las que su ayuda será un alivio. Un gol es o no es; un fuera de lugar es o no es, pero ¿un penal? La jugada de ayer es tan subjetiva que los periodistas viéndola cincuenta veces no llegan a una conclusión unánime. Hicimos una encuesta en Twitter y los resultados también son divididos. Entendamos que el árbitro es la  ley, que se entrena para estar allí mientras muchos de los periodistas de los grandes medios llegaron por amiguismos y no por preparación.