¿Disparatados?

05/16/2013

Todas las portadas y titulares de prensa deportivos de esta semana fueron ‘secuestrados’ por Sir Alex Ferguson y su salida del Manchester United. La noticia aún tiene sacudido a más de uno.

El Daily Mail publicó que el United quiere recuperar a Cristiano Ronaldo, pero al mismo tiempo dijo que Wayne Rooney quiere irse. Lo del portugués es más que complicado, tiene contrato vigente con el merengue, además de ser  un referente de la grada y del vestuario, es el único mortal capaz de pararse al lado de Lionel Messi. Va a ser muy difícil que deje Madrid.

Más que buscar figuras en las casa ajenas, los señores Glazer deberían preocuparse porque no se les escapen sus ‘estrellas’. El asunto de Wayne Rooney puede ser un golpe para el desempeño de los red devils; es una verdadera ironía que el ‘astroboy’ esté pensando en irse cuando acaba de ser nombrado técnico, el hombre que lo hizo debutar en la Premier League, cuando él tenía dieciséis años: David Moyes.

El potecon fue dirigido por Moyes en el Everton durante dos temporadas (02-03, 03-04), antes de ser traspasado por más de 25 millones de libras, aún con dieciocho años, al Manchester United; convirtiéndose en el fichaje más caro en la historia del fútbol británico para un futbolista menor de 20 años.  Cualquiera podría pensar que el joven atacante se quedaría  a trabajar con el que fue su primer entrenador, pero la realidad es que su relación en Goodison Park acabó, pues Rooney acusó, en su auto-biografía, a David Moyes de haber filtrado conversaciones privadas entre ambos al Liverpool. Echo que se quería ir del Everton.

Ahora, con el reciente nombramiento, la primera tarea que tendrá Ferguson como parte de la directiva del United será convencer que se quede, al mismo jugador que saco de su posición natural restándole protagonismo, y al que dejo sentado en el partido más importante del club esta temporada ante el Real Madrid.  Complicado panorama cuando los posibles pretendientes del goleador son nada menos que el Paris Saint Germain, Chelsea y Bayern Múnich.

(El WordReference define “disparatado”: como contrario a la razón, falto de lógica).

No es sensato que al final de la misma temporada se despidan el timón y la estrella de un equipo de semejantes ‘quilates’.  Moyes ya firmo, es el reemplazante natural del otro escocés, aunque creo que José Mourinho hubiera sido una mejor apuesta para recuperar el éxito y prestigio europeo, pero la suerte ya esta echada.

@Capetok