Despertar inglés

10/24/2017
Carlos Avellaneda

Escrito por: Carlos Avellaneda

Muchos románticos aún recuerdan las Champions de la primera década donde Inglaterra parecía ser el amo de Europa. Cinco finales seguidas con presencia de algún equipo inglés lo certificaban, pero como nada es para siempre, vino la sequía, los resultados escandalosos para plantillas costosísimas y después de aquella final que le ganó el Chelsea al Bayern Múnich en 2012 nadie hablaría bien de un equipo inglés en la máxima cita continental de clubes. Ya no se trataba de eliminaciones en fases decisivas frente a los futuros campeones, es que se despedían en la mismísima fase de grupos. Toda una desgracia para la liga más lujosa del mundo.

Pero la moneda se ha invertido. Los cinco participantes de la presente edición son líderes en cada uno de sus grupos y marchan invictos, algo que hacía mucho tiempo los de las islas no veían. Al parecer los clubes de la Premier han vuelto a tomar en serio las competiciones internacionales, en lo que llevamos de torneo han ganado 11 partidos y empatado 4 sin que ninguno haya visto aún la derrota.  Resalta la campaña del Tottenham, un equipo con la tercera parte del presupuesto de los grandes de Inglaterra que cree firmemente antes en su cantera que en su billetera, que pueda competir de la manera que lo hizo ante el flamante campeón de Europa y en el propio Santiago Bernabéu, ilusiona.  Estas son las historias que nos enamoran.

Si vamos a las razones, la primera es el músculo financiero. Entre los cinco equipos gastaron, teniendo en cuenta solamente el pasado verano, 817 millones de euros y nos referimos a Bakayoko, Lukaku, Matic, Davinson Sánchez o Salah, jugadores que de una u otra forma han sido determinantes para cada uno de sus clubes. El segundo punto son los proyectos que se están cocinando en cada una de las casas y ya no estamos hablando únicamente del Tottenham, quizás el que más atrae a los románticos, o que el Liverpool consiguiera sacar su portería limpia cuando su defensa es su dolor de cabeza, estamos hablando de clubes que están estructurados muy bien en sus plantillas, con verdadero conocimiento en los banquillos y apostándole, por lo menos al mediano plazo, a una estabilidad que comienza a entregar frutos.  

El tercer punto son los directores técnicos; que la Premier pueda darse lujos como Pep Guardiola, Jose Mourinho, Jürgen Klopp, Antonio Conte o el revolucionario Mauricio Pochettino no es poca cosa. Ese conocimiento de entrenadores ampliamente reconocidos a nivel internacional termina por marcar la diferencia y puede cambiar cosas. Del tradicional estilo de fútbol inglés, más directo y aéreo, hemos pasado a la diversificación y asimilación de conceptos característicos de sus técnicos. Guardiola se empecina en su juego de toque, alegre y ahora los resultados parecen estar dándole la razón: es líder en la Premier y en Champions tras sumar 11 victorias consecutivas con un balance de 36 goles a favor y cinco en contra. En lo que marcha de temporada el equipo de Pep ha ganado 12 partidos de 13 disputados, empatando tan solo contra el Everton.

Es cierto que aún falta camino pero lo hecho hasta aquí por los equipos ingleses emociona a sus hinchas, que se ilusionan con un posible regreso de la Premier League como ‘dominador’ de Europa.  Por ahora, el andar de los ingleses en Champions está superando todos los pronósticos. ¿Estaremos ante el gran año del fútbol inglés?