Cosas por mejorar

03/23/2017

La Selección Colombia no pasa por un buen momento desde hace bastante tiempo. Poco queda de ese equipo que emocionó a todo el país en el Mundial de Brasil 2014; poco queda de ese equipo que tenía una gran generación de juego y podía pelearle de igual a igual a cualquiera. No son los mejores tiempos para el técnico José Néstor Pekerman, pero hay algo que nunca se ha ido: la ilusión.

El camino a Rusia ha estado lleno de altibajos; desde grandes actuaciones, como el triunfo 3-1 sobre Ecuador en Barranquilla, hasta partidos para el olvido, como la derrota 3-0 ante la Argentina de Lionel Messi. Jugadores que no han mostrado su mejor versión y problemas en el funcionamiento tienen a Colombia fuera del Mundial.

Si miramos a fondo la situación, lo que Colombia más ha perdido es la generación de juego, una de sus grandes fortalezas en el pasado. Antes se contaba con un medio campo con química y talento para manejar las riendas de un partido, y con alternativas que siempre aportaban; acompañados con una delantera en buen momento, y eficaz cuando debía serlo. Ahora el medio campo, a pesar de contar con jugadores de una calidad innegable, no tiene química y todo se deriva en darle la pelota a James Rodríguez y que él vea cómo resuelve. La ausencia de Radamel Falcao también ha pesado y aún no se ha encontrado ese delantero que pueda reemplazarlo. Sumado a todo esto, algunas decisiones por parte de Pekerman han perjudicado al equipo en ciertos momentos.

Para estos dos partidos que se vienen, destacan la esperada convocatoria de Duvan Zapata, que hace rato viene en gran nivel en el Udinese de Italia y también la de Mateus Uribe, un jugador que a pulso se ha ganado su puesto en el combinado nacional.

Ganarle a Bolivia en Barranquilla es casi una obligación, y hacer un gran partido ante la siempre difícil Selección de Ecuador, en Quito, nos dejará un panorama mucho más claro de lo que se viene para los nuestros. El fútbol colombiano pasa por un buen momento a nivel internacional y eso se debe ver reflejado en la Selección Nacional. Muchas cosas que mejorar, pero de la mano de José Pekerman, de los jugadores y de los 47 millones de colombianos, nunca se perderá la ilusión.


Sergio Ustaris [@SergioUstaris]