Copa de Favoritos

06/9/2015

Durante muchos años, la Copa América era un torneo en el que Brasil y Argentina eran los dos claros favoritos y los demás jugaban por quitarles el campeonato. Los equipos se preparaban para pasar de grupo y en rondas finales arañar bien sea un empate que obligara la definición por penales o marcar un gol y defenderse el resto del partido. Para otros sencillamente era no dejarse golear de los favoritos. Por años, vi como mi selección llegaba al torneo, me ilusionaba, pero sabía muy bien que ser campeón era un sueño lejano. Hoy estamos a pocos días del inicio de una nueva edición del certamen y en el papel todo es distinto. Hoy no solo tenemos los mismos dos favoritos, hoy esta copa, puede ser de las mejores que podría ver.

Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Uruguay se perfilan como los candidatos más sólidos a levantar la Copa; después de sus respectivas presentaciones en el Mundial hace un año y del presente de varias de sus figuras, la obligación parece recaer de manera fuerte en estos equipos. Ecuador asoma en el siguiente nivel, siendo el más opcionado para poder pelearle a los primeros; Paraguay y Perú, protagonistas de la anterior edición, buscan volver a ser influyentes en el continente y luego de pasar por serias renovaciones, se esperanzan con dar un golpe en el torneo; Venezuela viene de dar muestras de un gran crecimiento en eliminatorias y debe validar la calidad del proceso que empezó Richard Páez y continuo Farías. La selección venezolana ya no quiere ser la cenicienta; Bolivia no levanta cabeza y poco se espera de ella. Hoy en día es el equipo boliviano el que muchos dan por la cenicienta, se aferra a dar una gran sorpresa; los invitados, México y Jamaica, suenan para entretener, pero se ve que vienen a foguear jugadores antes que a ganar títulos.

Para Brasil, la obligación es tremenda después del 1-7 contra Alemania en el Mundial. La Canarinha no convence y no se le ven rasgos del Jogo Bonito. La mano táctica de Dunga empieza a notarse y los que antes goleaban hoy pueden fácilmente conformarse con un 1-0. Brasil nunca será fácil, pero hoy en día parece mucho más ganable que en años atrás. Por su parte, Argentina llega con el envión anímico del sub campeonato mundial, con el gran momento de Messi y la posibilidad de recuperar ese juego ofensivo de la mano del Tata. Ser campeones es lo único que pasa por la cabeza de los gauchos, hay miedo de que cualquier otra posición pueda ser considerada un fracaso. Colombia viene del mejor Mundial de su historia y con muchos de sus jugadores en equipos de primer nivel. Para muchos este es el equipo destinado a poner a la tricolor en el podio y de la mano de Pekerman todos la ven como favorita.

Chile ilusiona desde la época de Bielsa y aunque varios critican a Sampaoli, la roja muestra bastantes virtudes en el juego ofensivo, con variantes arriba y mucha pólvora en su arsenal de ataque. Ser locales será obviamente una presión que deberán saber manejar. Uruguay no tendrá a dos de sus referentes, pero nunca dejará de ser favorito. Muchos de sus jugadores claves vienen de temporadas muy buenas y su DT es uno de los mejores estrategas del continente, su férrea defensa y efectividad arriba la ponen, sin duda, como una candidata. Para Ecuador es el momento, con nuevo DT y cambiando un proceso mundialista debe empezar a cosechar buenas presentaciones y ser el equipo fuerte que muchas veces se queda en el papel.

Es seguro que la Copa América dará mucho de que hablar y tendrá más emoción que la anterior edición, donde se vio poco fútbol y poca emoción. Hoy en el papel vemos muchas cosas que ilusionan y que garantizan un buen torneo. Esperemos las apuestas no se queden en eso y los protagonistas nos brinden un gran show, jueguen buen fútbol y pongan a vibrar a sus respectivos hinchas. Yo de verdad espero una primera ronda movida y unas ronda de eliminación directa llena de partidazos.