¿Capricho del momento o inversión garantizada?

07/28/2014

El sábado 28 de Junio, más de un billón de almas presenciaron el catalogado mejor gol del Mundial Brasil 2014. Yo, al igual que muchos, tuve el privilegio de repetirlo insaciablemente durante gran parte del partido y los días consecuentes y afirmo que es indiscutible que se haya ganado tal premio. Lo más llamativo, es el hecho de que la extraordinaria joya haya sido ejecutada por un colombiano de 23 años, que hasta ese momento quintuplicó su fama hasta los lugares más remotos del planeta. Como latina, me siento orgullosa de que un hermano de nuestro continente haya sido el autor, y más aún, poder contarle a mis hijos que grité el gol con euforia y emoción.

 
El clímax del asunto radica en que ahora, James Rodríguez, goleador del torneo y autor de la obra maestra, ha sido fichado nada más y nada menos que por el club más poderoso y premiado del mundo, el Real Madrid. Hasta ese momento, era de sorprenderse que al chico le llovieran las ofertas y pudiese darse el tupé de elegir dónde continuar su carrera futbolística. Sin embargo, hay algo que aún llena de incertidumbre mi razonamiento, ¿Habrá sido prudente y acertada la decisión del Madrid de llevárselo por la exorbitante suma de 80 millones de euros, con tan sólo haber visto su excelente desempeño en cinco partidos?, O quizás deba hacer la pregunta de otro modo, ¿Pasó alguna vez por la mente del Madrid contratar a este joven antes de su participación en la copa? Creo que no hace falta contestar. Si las personas que me leen no se dejan llevar por las emociones, asumo que estas interrogantes estarán sacudiendo sus premisas objetivas y más aún, si son fanáticos del equipo merengue. Para ahondar más en la llaga, me duele aceptar que tengo amigos que hasta el mes pasado se dieron cuenta de la existencia de Rodríguez. A quienes con pesar, tuve que explicarles lo poco que sabía de su trayectoria deportiva, la cual comenzó en la etapa de adolescencia, según leí en un diario local cuando evaluaba a la Selección cafetera.

 
Todos, siendo o no, hinchas del Madrid, sabemos que en su órbita siempre rondan nombres de futbolistas rimbombantes, estrellas que son peleadas por varios clubes, haciendo pujas millonarias por hacerse con sus servicios, ante los ojos y oídos expectantes de los seguidores del deporte. Y de la noche a la mañana, se empeñan en llevar a sus instalaciones a un joven que ha tenido una trayectoria eficiente, pero no tan fructífera como otros futbolistas. Y sin irnos muy lejos, si comparamos al archirrival del Madrid, el Barcelona, notaremos que han fichado a Luis Suarez que, al ponerlo en la balanza con James, es más que evidente que se lleva el peso de su lado.

 
No quiero sonar despectiva, incrédula y mucho menos pesimista. Me gusta mucho el juego del Madrid, pero vamos, ¿Consideran que James ha sido la mejor opción del mercado?, ¿En verdad piensan que habrá lugar para él en un equipo en donde debes brillar desde el primer partido o si no te verás sentado en la banca por el resto de la temporada?, ¿En realidad, ser el goleador del torneo fue suficiente para pagar una transferencia millonaria? No sé, me queda la duda.

 
Llevo sangre colombiana, porque muchos de los fundadores y separatistas de mi país nacieron en aquellas tierras, por lo cual guardo simpatía con sus ciudadanos; sin embargo, no me convence vestir a un futbolista que vio la gloria en un mundial, con la camiseta blanca. Sinceramente pienso que se debió esperar una o dos temporadas más, dejarlo foguearse, dejarlo tomar experiencia y luego evaluar la posibilidad. Lógicamente James va a madurar, aprenderá mucho en el Madrid, así como a Neymar le están dando su oportunidad en el Barcelona. Esperemos que su carrera no se vea agotada y truncada por las exigencias de un plantel de altísimo nivel, ojalá no haya sido un error.

Patricia López

@pattyloph