Antonio Conte y sus deudas pendientes

05/23/2017

El entrenador  del Chelsea  está de moda en Inglaterra debido al reciente título de la Premier League, sobre todo por la forma como el club londinense conquistó el título.

Antonio Conte, de 47 años, ha demostrado con creces ser un gran director técnico. En la temporada 2008-09 fue campeón de la Serie B con el Bari y ascendió al club a la primera división. Luego de un mal paso por el Atalanta durante la temporada 2009-10, fue contratado por el Siena, que descendió esa misma temporada. En la temporada 2010-11, el Siena de Conte fue segundo, curiosamente detrás del Atalanta, y de esa manera el club sienés volvió a Serie A.

El 31 de mayo de 2011, firmó contrato con la Juventus para ser el nuevo entrenador del equipo turinés. En su primera temporada, sus dirigidos ganaron el Scudetto de manera invicta y posteriormente, le ganaron una supercopa de Italia al Napoli, quién se había coronado esa temporada como campeón de copa.

La temporada siguiente, la Vecchia Signora volvió a ganar el Scudetto y la Supercopa de Italia, enfrentando a Lazio en aquella ocasión, y en su última campaña con el equipo turinés, ganó nuevamente la Serie A, logrando 101 puntos.

Conte, luego de sus tres temporadas en Turín, tuvo en paso fugaz por la selección italiana, la cual cayó en cuartos de final de la Euro 2016 ante Alemania por penales, luego de eso fue nombrado por el Chelsea y el resto de la historia es conocida por todos.

Sin embargo, el entrenador italiano tiene unas deudas pendientes: la copa doméstica y la Champions. Con la Juventus, disputó tres veces la Copa Italia; en su primera temporada perdió la final ante el Napoli, y luego en las otras dos, fue incapaz de llegar a la final, siendo eliminado por Lazio y Roma, respectivamente. Esta temporada, con el Chelsea tiene la oportunidad de ganar la FA Cup, enfrentando al Arsenal.

La Champions ha sido el ‘talón de Aquiles’ de Antonio Conte. Dirigió por primera vez en la temporada 2012-13, en esa ocasión, Juventus fue líder de grupo y en octavos los de Turín se enfrentaron al Celtic, en una serie que ganaron cómodamente, sin embargo en cuartos les tocó enfrentar al Bayern Múnich de Heynckes, y perdió los dos partidos de la serie por el mismo marcador, 2-0.

En la Champions 2013-14, la Juventus quedó eliminada en fase de grupos, en lo que fue una nueva decepción a nivel europeo para Conte; su equipo sólo ganó un partido de seis, pero como quedó tercero de grupo, pudo disputar la Europa League esa misma temporada. Eran los grandes favoritos para ganar el título, pero cayeron eliminados en su propio estadio ante el Benfica, luego de empatar sin goles ante los lusos, pues en la ida el club portugués ganó 2 a 1, en lo que fue un nuevo fracaso a nivel internacional para el entrenador italiano.

Para la próxima temporada, esa será una de las consignas de Antonio Conte: demostrar que también puede hacer que sus dirigidos compitan a nivel europeo, a nivel de liga ya lo ha demostrado ganado las últimas cuatro ligas que ha dirigido (tres con Juventus y la última con el Chelsea). El italiano es un entrenador muy apegado a la táctica, como en su reciente título, cuando Chelsea iba mal en Premier, pasó de jugar con un 4-5-1, a un 3-4-3 y ese fue el esquema que lo catapultó al éxito. Por lo tanto, tiene el conocimiento táctico, la experiencia y los jugadores para cerrar su principal deuda pendiente como entrenador: la UEFA Champions League.

Por César Cheij [@CesarAle21].