Árbitros, popularidad y respeto

03/29/2017

El martes 28 de marzo la FIFA hizo oficial la sanción de cuatro fechas a Lionel Messi por la falta de respeto al colegiado Emerson Augusto do Carvalho en el partido que enfrentó a Argentina y Chile (1-0) por la fecha 13 de las Eliminatorias Sudamericanas. La sanción se cumplirá en las fechas 14 (ya se jugó), 15, 16 y 17 del torneo en el cual la albi-celeste es quinta con 22 puntos.

Los partidos que se pierde ‘La Pulga’ serán: de local ante Venezuela y Perú, ya se perdió la visita a Bolivia (0-2) y se perderá el viaje a Uruguay; Messi volvería a jugar con su selección ante Ecuador en el cierre de la fase eliminatoria. Argentina tiene serios problemas ya que su jugador franquicia se queda por fuera en la fase decisiva del torneo, en la cual enfrenta a dos rivales directos (Uruguay y Perú, que todavía está en la pelea) y lo que más preocupa es su nivel juego así que la ausencia del 10 no es un problema menor.

El análisis que corresponde es si la sanción es justa o desproporcionada y la verdad todo depende del acta donde quedaron registrados los insultos y los cuales se pudieron vislumbrar en algunos videos, además de quedar registrado el feo gesto de desprecio hacía el mismo árbitro al finalizar el partido (Messi le negó el saludo). Por otro lado, últimamente a Messi se le han visto salidas de tono y constante agresividad en algunos partidos del Barcelona.En esta tónica también se están viendo a muchos jugadores del ámbito internacional.

Partido a partido, un constante desprecio hacía los árbitros, gritos, empujones, amenazas e injurias y es justo que la FIFA tome cartas en el asunto. La sanción a una de las máximas estrellas es bastante ejemplar y es necesario realizar mejoras en el arbitraje de los partidos; se necesitan más árbitros (en mi juicio, uno por medio campo) además de la posibilidad de discutir decisiones arbitrales como se hace en el tenis (una por tiempo y por equipo) con ello las tensiones se verían liberadas de una manera más natural.

Si bien el espectáculo del fútbol está garantizado por los jugadores, es justo que los mismos sean controlados, educados y, en caso de ser necesario, sancionados por su mal comportamiento en las canchas, sobre todo hacia la autoridad, que no es otro sino el máximo responsable de la seguridad de los jugadores. De igual manera a los árbitros se les debe exigir una mejor preparación y capacidad física con la cual puedan seguir el ritmo de los grandes jugadores de hoy.

Hace falta promover el respeto en el deporte hacia todos los actores del juego y sobre todo, hacen falta apoyos por parte de la tecnología en un deporte que cada día tiene más velocidad y donde el ojo humano y la apreciación inmediata están perdiendo fuerza y justicia.


Julián David Rodríguez [@jrodri16]